• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

¿Dónde está el sentimiento coruñés?

Hoy hacemos una profunda reflexión acerca de la deriva en que se haya la ciudad de La Coruña, nuestra Coruña

Hoy hacemos una profunda reflexión acerca de la deriva en que se haya la ciudad de La Coruña, nuestra Coruña, la de todos los coruñeses nacidos en ella y de los que han venido a vivir en esta entrañable ciudad encantadora, en conjunto formamos la familia coruñesa, sea de donde sean nuestras raíces. Es un sentimiento que se lleva dentro del corazón y es superior a todo lo demás, aquí anidaron muchas familias de otros lugares que acabaron siendo tan coruñeses como los nacidos en esta población é incluso con un sentimiento mayor hacia la ciudad que les acogió con los brazos abiertos.
Hasta hace apenas dos años, este sentimiento estaba representado por una agrupación política llamada “Unión Coruñesa”, la cual defendía a La Coruña sin ambigüedades, editaba un periódico de forma mensual con noticias, proyectos, propuestas e historia de la propia ciudad, además de un buzón dedicado al lector, en el que exponía sus quejas sobre la situación de nuestra ciudad, era un lugar de ideas y de buenos propósitos, que al lector no le costaba nada, era gratuito, además supo fomentar la cultura histórica de esta querida ciudad, por medio de numerosas ediciones de pequeños cuadernos para la lectura, que se repartían también de forma gratuita. 
Cosa que ningún otro de los grandes partidos que se afanan en conseguir votos, no lo supieron hacer nunca, si han ofrecido mucho, pero muy distinto es dar trigo.
Este gran hueco dejado por “Unión Coruñesa”, no ha sido cubierto por los grandes partidos que representan a la ciudad en ninguno de sus de sus espacios, hoy las quejas vecinales caen en saco roto, nadie recoge las inquietudes para evaluar los defectos en que se encuentra la ciudad y dar salida a una situación que va cuesta abajo, como un vehículo sin freno y a toda velocidad, sin signos de mejora. Las elecciones están más cerca que lejos y no se prevé que los partidos actuales muestren interés en poner la ciudad a andar, la desazón ciudadana se mueve por todos los rincones de los barrios coruñeses que han perdido su propia identidad, el ánimo diluido y sin ninguna visión de fututo en una inacción total.
Mientras que la prensa local se haya huérfana de los comunicados que tanto hacía llegar a ellos la propia “Unión Coruñesa”, lo que causaba al ciudadano la sensación de que algo se movía, ahora parece desangelada ó congelada en el tiempo. Nadie ha logrado hacerse con el espacio que dejó “Unión Coruñesa”. Los coruñeses han tenido tres ocasiones para que esta familia aglutinada estuviese presente en las decisiones municipales, no se logró, los votos no fueron suficientes y se abandonó un gran proyecto de ciudad, ahora nos lamentamos. Pero los votantes que han ido a las urnas, no han querido entender, ni comprender un mensaje que era nítido de principio a fin. Primero La Coruña, por encima de todo y después el partido. Ahora vemos que las cosas son al revés, primero el partido y después La Coruña. Nunca tantos han echado de menos a una formación política en una ciudad como acontece ahora. Gracias por los esfuerzos que “Unión Coruñesa” hizo, siempre se le recordará por que fue una entidad al servicio del ciudadano y de sus inquietudes que movía su corazón coruñés.