• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

UNOS CUANTOS SUMAN MUCHOS

En el Fórum Metropolitano un hallazgo feliz. Cómicos de la legua a nuestro encuentro, que tienden espejos donde se contempla la realidad actual y las montañas devuelven ecos escénicos y propagan la fuerza del teatro. Riqueza cultural de ese triángulo definido por autor, actores y actrices, y público receptor que los vive en el cerebro y se conmueve con sus sentimientos. Lección esquemática y convincente del responsable de la troupe, autor y director, Juan Manuel Freire.
Mucho público, disfrutando las evoluciones de un elenco que integran 28 personas. Así la agrupación escénica Unos Cuantos, formada por talleres teatrales cántabros puso sobre las tablas “Teatro en crisis”. Una apuesta revolucionaria, variopinta y centrifugadora, bien acogida por el respetable con ruidosos aplausos. Texto a base de monólogos, escenas coloquiales y sketchs para desarrollar una crítica de cuanto está sucediendo en nuestro país. Sin sectarismos ni ideologías, sin procacidades ni insultos. Sin alienaciones ni lavados de cerebro. Unos cómicos en quiebra buscan divertirse haciendo lo que saben. Y cada uno trae algo al evento y consiguen un diamante de trece caras. Dureza, fulgor, expresividad.
Desde la farsa al esperpento, desde la alta comedia al lirismo real, desde la emoción contenida a la carcajada sublime. Quizá el acierto descansa en el chispazo de la brevedad desgarrada. Tal el cónclave iniciador, los materiales de desecho y los nuevos profesores, la consulta médica o los despidos de la fábrica de muñecas. Impresionante el “solo para parados” o la alusión unamunesca “que inventen ellos”. Valen también las reflexiones sobre cualificados expedientes académicos y el ballet, colaboración coreográfica de Mónica Yunquera.