15:53 h. Lunes, 22 de diciembre de 2014

 

LABORATORIO Y OTROS ASUNTOS

Ezequiel Pérez Montes |
Redacción | Actualizado 07 Marzo 2013 - 00:50 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:

Lo que faltaba para el duro. Ahora resulta que el laboratorio que tiene la Consellería de Sanidad en la coruñesa calle de Gregorio Hernández va a ser desmantelado. Y Núñez Feijóo, de verano.

Son casi cinco décadas “de laboratorio”. Ahí se vacunaron miles de niños y se atendieron con diligencia cientos de caos urgentes. ¿Qué haremos con las 21 personas, en su mayoría personal técnico, que trabaja en el centro? Claro, Núñez Feijóo bastante tiene con intrigar en Madrid, a ver si cae algo. O sea que en el próximo octubre, el centro quedará “caput”. Entonces, a la mierda el control del estado de las aguas en los mercados, al ajo puerro la sanidad colegial, al carajo la manipulación de alimentos. Y los trabajadores, a Lugo a tomar por donde se hilan las agujas. Y los coruñeses, ¿nos quedaremos cruzados de brazos?

Pero hay más. La Xunta ha decidido no cubrir la plaza vacante del ginecólogo del Centro de Orientación Familiar del Ventorrillo, en La Coruña y el Colegio Oficial de psicología de Galicia ha puesto el grito en el cielo: será un deterioro en la calidad asistencia, con su perjuicio para la salud física y mental de las mujeres afectadas, han dicho. El Centro del Ventorrillo tiene asignada una población de 62.000 mujeres en edad fértil. ¿Las mandamos al campo a cultivar margaritas?

Tercer tema: El comité de empresa de Traballo e Benestar llevó a cabo una asamblea de protesta por el desmantelamiento del complejo juvenil de As Mariñas en Gandarío, en el zyuntamiento de Bergondo. Al parecer, la consellería ha anunciado la supresión de 11 puestos de trabajo en el centro y, así, el personal casi brillará por su ausencia.

Esto es increíble que sea obra de la conselleira Mato. Se quiere ceder la instalación a la empresa privada. Yo creo que a la señora Mato se la está manipulando, pues siempre dio muestras de sentido social. Pero como a la sazón la Xunta semeja una jaula de grillos, el centro de Gandarío pagará los vidrios rotos, como vienen aconteciendo en otros estamentos de esta depauperada Galicia, dejada de la mano de Dios.