15:55 h. Miércoles, 26 de noviembre de 2014

 

Cuando habla Paco Vázquez

Ezequiel Pérez Montes |
Redacción | Actualizado 07 Julio 2013 - 02:02 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:

Como acertadamente dijo Luis María Anson, “Francisco Vázquez es un peso pesado de la política española, un socialista coherente con sus ideas y también un sagaz analista de la situación española”. Al ex alcalde de La Coruña y embajador de España cerca de la Santa Sede –título que conservará de por vida, según él mismo explicó- no se le puede negar  mesura en su posición, flexibilidad en las opiniones y sentido de la realidad.
En  sabrosa conversación con el periodista Luis Ventoso –que había trabajado en mi órbita en El Ideal Gallego– nuestro por tantos motivos recordado alcalde, y al que ya quisiéramos tener en el puesto, ha dicho: “El PSOE tiene una Ejecutiva de derrotados, coaligados con la izquierda radical”. ¡Arrea, manco! Matizó don Francisco: En 1979 el PSOE perdió las elecciones “pero no nos radicalizamos, hicimos todo lo contrario: se abandonó el marxismo” Suma y sigue. Nuestro ex primer munícipe se refirió a la forma de actuar de muchos dirigentes socialistas con el siguiente y aplastante argumento: “Los integrantes de esta Ejecutiva de derrotados no tienen profesión fuera de la política”.
Se puede decir más alto, pero no más claro. Don Francisco Vázquez tiene una certeza: el PSOE volverá a tener la fuerza de antaño si regresa a las posiciones de la socialdemocracia europea. Y, voto a bríos, que está en lo cierto. Por supuesto que la solución que esgrime don Francisco pega de llego en el alma del gran negocio en que han devenido los partidos políticos, en los que el militante de base se limita a pagar y callar para ver, impotente, cómo surgen los Bárcenas de turno y como los incompetentes, como la Cospedal, se inventan términos que pegan un zocazo al Derecho Laboral para justificar las “Barcenadas de andar por casa”.
España: 17 autonomías, 50 diputaciones, 8.000 municipios, miles de indocumentados  fontaneros, “gintonics” a mitad de precio. El pueblo amordazando, Montoro esquilmándonos.
Esto no lo arregla ni Superman.