• Sábado, 16 de Diciembre de 2017

Pánico empresarial y laboral

La inseguridad creada por el independentismo y la preocupación de los empresarios

La inseguridad creada por el independentismo y la preocupación de los empresarios e inversores tanto en Cataluña como en el resto de España ya empieza a tener cifras. El lunes, la patronal catalana hizo público un comunicado en el que asegurara que las reservas turísticas han caído un 50 por ciento respecto a las cifras habituales y muchos clientes están cambiando cuentas e inversiones a entidades situadas fuera de Cataluña. Foment asegura además que sectores importantes de la industria están suspendiendo inversiones y ya centenares de empresas notan caídas en los pedidos.
Para los empresarios catalanes lo que está ocurriendo es muy grave y preocupante y la causa de que muchas empresas relevantes de Cataluña hayan decidido en estos días cambiar su sede social e incluso fiscal a otras zonas de España. Hay que decir que en los últimos cinco años se han marchado casi 5.000 empresas y que el goteo ahora es incesante y de mucho calado económico y de imagen. Tras el Banco Sabadell que fue el primero de esta etapa en dar el paso, le han seguido otras sociedades emblemáticas como La Caíxa, Gas Natural o Agbar y muchas más se lo están pensando. En las últimas horas, el goteo ha sido incesante, Abertis, RMW, Cellnex, Colonial, San Miguel, Torrespapel, Adeslas y muchas más que se podrán contar por miles. En definitiva, empresas con un valor en la bolsa superior a los 75.000 millones. De hecho, Cataluña ha dejado de ser la comunidad autónoma líder en PIB.
La preocupación además empieza a extenderse a los trabajadores. Contaba hace unos días el presidente de Empresarios de Cataluña, Josep Bou, que el independentismo podría llevar a Cataluña a una crisis económica y social sin precedentes y que los trabajadores están muy preocupados. Empieza a cundir el pánico a que puedan perder sus puestos de trabajo.