• Sábado, 24 de Junio de 2017

La ley de la calle

Sorprende la reacción de algunos vecinos de Ferrol Vello, que han decidido retirar el cordón de seguridad instalado por el Concello para evitar el tránsito por calles del barrio que amenazan la seguridad ciudadana. 
En la práctica es como si alguien quitase la valla que advierte de un gran socavón en plena carretera y que, en consecuencia, los vehículos transitasen por ella a riesgo de caer en él. 
No todas las decisiones de la administración se pueden aplaudir, pero no este uno de esos casos. El Concello ha actuado con la necesaria prevención y toda medida que se aplique está llamada a garantizar la seguridad de los vecinos. Sobran pues avisos previos a los afectados o consultas con ellos para instalar las oportunas medidas de seguridad. 
Y es que lo que prima es esta última, dirigida tanto a los habitantes de la zona como a cualquier otro paseante que pueda no ser consciente de los riesgos. 
Una cosa es criticar y otra divagar sin el más mínimo argumento.