• Lunes, 20 de Febrero de 2017
Opiniones
Rafael Torres

Bankia: tarde es nunca

La innegable sabiduría y precisión del refranero falla un poco en el “más vale tarde que nunca”.

Un francés nos imita

El “performer” francés Abraham Poincheval quiere emular durante una semana la vida de los trabajadores españoles: introducido en un cubículo, solo dispondrá de un poco de agua y comida, un pequeño tubo para respirar lo justo para no morirse, y un teléfono móvil. 
 

Los duendes de la camarilla

Según Errejón, aspirante a que no le echen de Podemos, el “nuevo entorno” de Pablo Iglesias no le puede ver ni en pintura. Político al fin, aunque en ciernes, a Errejón le salen los eufemismos con naturalidad.

No somos holandeses

Pablo Iglesias justificó su agarrada verbal con su compañero Íñigo Errejón en el Congreso

La deriva del juez Vidal

Parece mentira que el juez Santiago Vidal, que tanto defendió una porción de causas justas

El complot de la luz

Diríase que las eléctricas y el Gobierno pretenden regresarnos a los tiempos oscuros. Oscuros y fríos.

Siberia

Hay cosas que le dejan a uno frío, y cosas que le dejan a uno helado, pero una misma cosa

La cuadrilla de Patxi

Patxi López lleva, como vasco, incorporado a su ser el concepto de “cuadrilla”

Cifuentes, ¿masona?

Cristina Cifuentes gusta, y ella sabe que gusta, pero por eso, porque gusta y lo sabe

La gripe

Tan embebidos se hallan los partidos de la oposición y de la semi-oposición

Se acabó la diversión

Salvo para los diputados, que se han tomado como extra de las vacaciones de Navidad

Feminicidio

El asesinato de mujeres no es sino la forma más extrema de las muchas

Cenar a las siete

La inefable ministra Báñez parece decidida a que los españoles cenen a las siete de la tarde.

Las sentinas del tabú

Aresguardo de lo que determinen elos tribunales, del comportamiento de Fernando Blanco

La ahogada de Estepona

Es cierto que la urbanización demenciada en la Costa del Sol multiplica

 

Demasiado Fidel

Lo peor del culto a la personalidad es que no solo lo rinden los partidarios del caudillo