• Miércoles, 21 de Febrero de 2018
Opiniones
Luis del Val

Los perros como síntoma

Los perros policías, esos que descubren la droga oculta en un coche de niño, o perciben rastros de pólvora en el interior de una maleta

¡Pobres sindicatos!

Si no existieran los sindicatos habría que inventarlos, pero hay que reconocer que los liderazgos sindicales son como para desilusionar al más entusiasta partidario de la lucha de clases.

Algunos trabajan

Mientras parece que casi toda España estamos pendientes

A ver si nos rescatáis

ayer, estaba organizando la agenda en el móvil, y con la habilidad

La inteligencia derrotada

Casi todos hemos observado que esa hija de los vecinos, poco agraciada, de maneras bruscas, y con muestras de no descubrir nunca un remedio contra el cáncer,

Manifestación por la independencia

No conozco en los dos últimos años ninguna independencia que se haya logrado a través de una manifestación.

Malala, en Oxford

en medio del espeso charco de vulgaridad y egoísmos

Borroka a la catalana

La borroka catalana ha venido, todo el mundo sabe como ha sido: incitación al odio, mentiras y delirios de diferencia.

Aragón y los chulos

La diferencia entre un catalán normal y un catalán secesionista

Cinismo español

Los cínicos españoles no tienen nada que ver con los cínicos griegos de hace XXV siglos, y, desde luego, no tienen el ingenio de Diógenes de Sinope. Los cínicos españoles son unos mentirosos venidos a más, que se envuelven en banderas patrióticas para hacer...

¿Habrá muertos progresistas?

En el vocabulario del político moderno, todavía no ha nacido la expresión “muertos progresistas”, pero estamos a menos de cinco minutos de que alguien lo suelte y nos ilustre en la taxonomía contemporánea.

Maduro está verde

El chapucero dictador de Venezuela es capaz de derramar mucha sangre, de causar mucho más dolor del ya causado, incluso de arruinar todavía más uno de los países más ricos de la Tierra.

Cambio de táctica

Si yo fuese un secesionista de provecho, es decir, si estuviera plenamente convencido de que mi vida profesional y fisiológica