Opiniones
Luis del Val

¿Habrá muertos progresistas?

En el vocabulario del político moderno, todavía no ha nacido la expresión “muertos progresistas”, pero estamos a menos de cinco minutos de que alguien lo suelte y nos ilustre en la taxonomía contemporánea.

Maduro está verde

El chapucero dictador de Venezuela es capaz de derramar mucha sangre, de causar mucho más dolor del ya causado, incluso de arruinar todavía más uno de los países más ricos de la Tierra.

Cambio de táctica

Si yo fuese un secesionista de provecho, es decir, si estuviera plenamente convencido de que mi vida profesional y fisiológica

 

Pesada digestión

A los presidentes de Gobierno les gusta tanto cambiar de ministros

...y piden respeto

De vez en cuando, almuerzo con algún político. Profesional, por supuesto

Respeto discriminatorio

amí me cae bastante bien José Luis Ábalos, la nueve estrella emergente

Los nuevos frívolos

desde que Fernando VII –denominada con justicia por Unamuno

 

La fuerza legítima

Preguntar si un Estado empleará la fuerza para defenderse es lo mismo

Monarquías electivas

Por muchas primarias, por mucho debate interno, por mucha y muy abundante transparencia que haya en el seno de los partidos políticos

Demostrar la inocencia

Una de las bases que sustenta a las sociedades democráticas es la presunción de inocencia.

Las aves del paraíso

Creo que era el genial Julián Barnes el que mantenía el temor de que, al final, se confirmara que hasta las aves del paraíso son falsas.

 

El amenazador

carlos Feiner es un individuo que cobra un sueldo por asesorar a Ezquerra

Los vareadores del nogal

La cosecha de nueces ha sido bastante buena. Incluso en algunos ayuntamientos de Navarra ondea la ikurriña

El bostezo del gato

Un león impresiona cuando ruge, pero no produce miedo cuando bosteza y, menos, si se encuentra estabulado, en el interior de un foso. Incluso un gato, al bostezar, contagia cierto aburrimiento.

Sutilezas no, por favor

En un acto social, Oscar Wilde se encontró con un conocido, ya de cierta edad, acompañado

El turco cose con hilo

Como nos pasamos gran parte del tiempo escudriñando los gestos y movimientos de los aburridos

No les guardaron las nueces

Les engañaron. Les dijeron que era los liberadores, mejor dicho, los sacrificados soldados que llevarían la libertad al Pueblo Vasco.