• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Desmontando mentiras

Primero nos dijeron que “por el mar corre la liebre y por el monte la sardina” y, como dice uno de sus fieles, por ser buenos y generosos, lo creímos.

Desmontando mentiras

Nos tienen hartos con sus cuentos para ni dormir ni comer; sus mentiras que nos tildan

Juego de tronos

Lo explicaba muy bien la prensa de la capital: el PP y el PSOE vuelven a dominar

Y le llaman democracia

Le preguntaban al presidente de gobierno si el poder ejecutivo iba respetar

Razones y explicaciones

Allí, en el “senado” de San Diego (la sauna), entre la peña –Juan, Domingo

Vamos con los vivos

Alos muertos los juzgará la historia en un futuro próximo, aunque ahora los paseen

Paz a los muertos

Pero ojo con  los vivos. Y es que las hemerotecas dejan al aire la hipocresía de esa tropa

Populismos y otros ismos

Ya conocen la definición de la Academia y padecemos las interesadas traducciones según sople el viento.

Piel de elefante

Merkel quiso halagarle con eso de “tiene usted la piel de elefante”, que aquí traducimos

Reprobables y reprobados

Decía el furibundo portavoz del Partido Popular que sus señorías de otros grupos políticos tenían que bajar al terreno de juego y jugar el partido…

Qué monos, ¿no?

Los famosos monos –ver, oír y callar– fueron elegidos, según la tradición, como ejemplo de que no se debe escuchar lo que incite a las malas acciones; ni hablar sin fundamento ni ver, como natural, las malas acciones. 
 

Queda claro

No hacía falta pues, salvo el aguerrido Roberto, (un émulo de aquel Roberto Alcazar y Pedrín, azote de los enemigos de la España franquista), todos sabíamos que bajo la etapa Rajoy-Feijóo Galicia había abandonado el estatus que tiene constitucionalmente.

¿OK, tío? No, KO

Querido lector: seguí la campaña desde la isla Guan, en la Polinesia,

Llueve sobre mojado

Ya están en marcha y no paran de protagonizar lo que podíamos llamar la crónica de sucesos.

La tómbola ministerial

Cuentan que la ministra de Sanidad fue informada diez minutos antes y que la despedida del pío

Fin del principio

Ya estamos en la segunda parte y conviene recordar como llegamos hasta aquí. Usemos un símil futbolero: gana el equipo azul reforzado por los de naranja y con el suicidio de los colorados que marcaron un gol en propia puerta.

¿Rajoy flota?

Atiendan: las mentiras de Nixon, Nixon el mentiroso, lo echaron. Los GAL, Filesa y los fondos reservados, su mal uso echó al PSOE.

De la era al erial

La etapa de Rajoy acaba dejándonos aquí un erial: