• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

La transversalidad es el mayor chollo de los mareantes

EL bálsamo de Fierabrás y la transversalidad venche sendo o mesmo. A aquel le atribuía Cervantes capacidad para curarlo todo, incluso a don Quijote, y esta le sirve a la Marea, nasía pa’ganá, para diluir la culpa entre muchos responsables de manera que ninguno pueda ser señalado. Solo hay que fijarse en el poblado chabolista de A Pasaxe para comprobar ese efecto balsámico. Sobre el asentamiento tienen competencias la concejala de Bienestar Vegetal, María García, biotopo pata negra; la pseudopeletera Silvia Cameán y Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando– y así entre unas y otro nada se resuelve. Tan solo los ocupantes de cuatro de las siete chabolas que había en las ruinas de la nave de La Toja han sido realojados, los de las otras tres permanecen en A Pasaxe; es decir, el plan de reubicación ha fracasado, pero como se puede culpar de un poquito del fracaso a cada edil, todo queda en nada. ¿Es un chollo o no la transversalidad? FOTO: varela y cameán, cada uno a los suyo en un pleno | aec