• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

El tiro le salió por la culata a Trump

TODO el mundo sabe que Donald Trump piensa con la entrepierna, de ahí quizá sus continuos gatillazos en cuanto tiene que razonar con un poco de seriedad. El último lo ha pegado con la matanza que un jamado ha provocado en una iglesia de Texas y que ha reabierto el debate sobre el control de las armas en EEUU. El presidente, como si fuese socio de honor de la Asociación del Rifle, aseguró que con un mayor el control habrían muerto cientos de personas, pues el ciudadano que abatió al asesino no dispondría de una escopeta. Sí, pero el tirador tampoco. Habrá que recetarle viagra para que le mejore el riego sanguíneo en el cerebro. FoTO: trump hace el saludo militar | efe