• Miércoles, 26 de Julio de 2017

El sexo televisivo del domingo por la mañana

¡DÓNDE va aquel marisposario que tenía en el estómago Irene Montero! La primera dama de Podemos confiesa que en estos años ha renunciado a “parte del corazoncito”. Ella, la única diputada que puede hacer manitas durante los plenos, siente nostalgia de los besos en el portal... ¡Ayyy! Quizá por eso propone sustituir la misa en La 2 de TVE por educación sexual, nada más nada menos que educación sexual... Como se enteren los ayatolas que les mantienen el partido, la lapidan en la plaza pública.