• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Puigdemont se escapa a Bélgica con otros cinco consejeros

hay que encontrar ya al guionista del proceso independentista para proponerlo para los Oscar. Es imposible que semejante sainete no haya sido escrito por alguna mente lúcida, seguidora a pies juntillas del esperpento como máxima expresión artística. La última (al menos hasta el momento) parte de este folletón por entregas es la fuga a Bélgica de Carles Puigdemont y cinco de sus ya exconsejeros, en concreto Meritxell Borras, que ocupaba la cartera de Gobernación; Antoni Comin, Salud; Joaquim Forn, Interior; Dolors Bassa, Trabajo y Asuntos Sociales; y Meritxell Serret, Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Jugando a los espías, abandonaron España en sus coches particulares y desde Marsella cogieron un avión a la capital belga. Para Lluis Llach, cantante donde los haya, se trata de un exilio político para demostrar la agresión española contra Cataluña; para el resto de los mortales, incluso una legión de catalanes independentistas, es solo un modo de intentar eludir las responsabilidades penales en las que han incurrido con sus acciones. A lo mejor se fueron a hacer una foto con el manneken pis. FOTO: Puigdemont, el domingo, antes de su fuga | efe