Otra nueva salida del Deportivo

EL deportivismo anda alicaído. Cada comienzo de temporada desde hace ya algunas se promete tranquilidad y sosiego. El objetivo es humilde, quedar por el medio de la tabla y no sufrir agónicas permanencias ni traumáticos descensos. Y, sin embargo, una y otra vez, los aficionados se acostumbran a vivir el final de la Liga con el alma en vilo, soñando con seguir un año más en Primera. Por si esto fuera poco, de puertas para adentro las aguas bajan revueltas y el último en abandonar el barco ha sido el director deportivo, Richard Barral. Para unos un genio, para otros, no tanto, pero, con el mercado de invierno abierto, no parece nada bueno. FOTO: Richard barral | aec