Mucho mejor ser presentador que premiado

BERTÍN Osborne es un tipo simpático, un caradura profesional, pero simpático, que se mantiene fiel a sus costumbres. De joven tuvo fama de saltar de flor en flor y ahora, en plena madurez, lo hace de casa en casa. Incluso hay quien jura y perjura que cuando el Dúo Dinámico compuso “Soy un truhán, soy un señor” para Julio Iglesias, lo hizo pensando en él. Canta rancheras, protagonizaba espectáculos con Arévalo y hasta presenta un programa en televisión. Vamos, que trabaja; eso sí, porque para estar todo el día de fiesta hace falta dinero, que si no... En ese trabajo también entra que lo contraten como presentador de galas, como ha hecho la Diputación de Zamora para la gran fiesta de los emprendedores. Bertín cobró 14.500 euros y los premiados se repartieron 4.000. El artista no tiene ninguna culpa, pero la corporación provincial.