• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

En Marea se refuerza para irse a pique con velocidad

No era necesario hacer una queimada, como las que don Manuel montaba

No era necesario hacer una queimada, como las que don Manuel montaba cada dos por tres, para recitar el esconxuro, ni siquiera sacrificar a un pollito de Coren a un pato de la alameda de Santiago para leer en sus entrañas lo que iba a ocurrir en la asamblea de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Estaba cantado que el cumio solo serviría para perpetuar la crisis interna y, ¡oh casualidad de las casualidades!, así ha sido. El exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares sigue adelante con su sueño de montar un nuevo Beneguai libre de la UPG, pero los críticos, Martiño “2.0” Noriega, Antón “El trobas” Sánchez, Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, incluso el ya octogenario Beiras, no cesarán en su afán de turrar y turrar para seguir saliendo en la foto. Es decir, todo sigue igual, que es lo que pasa cuando se permite que la estrategia salga de la cabeza de Iago Martínez, el Rasputín de Teis. Así, mientras el sector naval gallego atraviesa uno de sus momentos más brillantes, los mareantes están a punto de irse a pique. FOTO: villares vota en la asamblea de en marea | aec