• Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Llega la versión 3.0 del spaghetti western

EL mastodóntico presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, el único gordo de su país, nunca ha estado en Almería, pero buscándole un buen percherón aún podría ponerse a las órdenes de Sergio Leone, de estar vivo, para interpretar algunas escenas de un spaghetti western. Su papel sería el de un chino malo y chulo, capaz de pronunciar frases como “no os metáis con nosotros u os reduciremos a cenizas”. Unas clases con Jackie Chan y listo. Donald Trump sería quien le diese la réplica con machadas del tipo: “La espada está preparada”. Su preparación le saldría gratis. Su votante Clint Eastwood, que, como él, está decidido a acabar con “esta generación de nenazas”, le enseñaría por la cara. ¡Menuda pareja! ¡Menudos presidentes! ¡Qué capacidad para decir tonterías!