• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

El intercambio que nunca se propuso

ÁLVARO de Marichalar, tío de Froilán, pura sangre Borbón y futuro rey de Galicia –Froilán, ¡eh!, no él– ya está en casa. Andaba por Barcelona con unas banderas al hombro –las malas lenguas dicen que buscaba un after– cuando le cayeron encima los Mossos d’Esquadra y se lo llevaron preso. Unas horitas en el calabozo y a casa. Durante el tiempo en el que permaneció privado de libertad se disparó el rumor de que lo habían arrestado para intercambiarlo por los Jordis... Menos mal para Sánchez y Cuixart que no se llegó a plantear formalmente el trueque, porque no hubiesen vuelto a poner el pie en la calle en su vida. FOTO: álvaro de marcihalar | efe