• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El huésped de honor del hotel de los líos blanquiazul


HAY personas con una habilidad especial para meterse en líos y personas con una habilidad especial para escapar de los líos. Incluso hay seres híbridos, como Cassius Clay –ahora que tenemos a los yihadistas a la puerta de casa es más recomendable llamarle Mohamed Alí–, que se metía en todos los líos posibles sobre el ring, pero escapaba indemne gracias a su cintura. Arribas es otro especialista en meterse en todos los líos –los tuvo con Luisinho, con Lopo, con Albentosa, con Garitano–, y hasta ahora siempre escapó indemne, pese a que su cintura –para felicidad de los delanteros a los que se enfrenta– es la antítesis de la del boxeador. A lo mejor es casualidad, pero ya empieza a cheirar un poco que siempre acabe pareciendo la víctima.