• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

El honor de los Iglesias se tambalea en Santander

enrique Iglesias, artista de tercera generación –su abuelo, el doctor Iglesias Puga, fundó la dinastía y su padre, Julio, la continuó– se lo lleva crudo con una facilidad asombrosa. A la Xunta le sacó un pastón por 40 segundos con imágenes de Galicia de los 4 minutos y 44 segundos que duraba el vídeo de la canción “Noche y de día”. Ahora ha hecho algo parecido en Santander, donde su único concierto en España acabó en abucheos y con los fans que llenaban El Sardinero indignados; llegó media hora tarde, redujo su actuación a solo 90 minutos, no ofreció ni un bis y se marchó sin ni siquiera despedirse. Eso sí, de su contrato no perdonó ni un céntimo. Su padre, con el que no tiene buenas relaciones, seguro que ya está pensando en recuperar el honor de la familia y ofrecer un recital gratuito... si su abuelo viviese seguro que operaba a media Cantabria sin cobrar.