• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Froilán se apunta a disfrutar al galope

FROIlÁN se dio a conocer al mundo cuando solo tenía cinco años. Aquellas patadas que le arreó a una de sus primas en la boda del tito Felipe hicieron pensar que tendría futuro como defensa central del Madrid. Pero él, purasangre Borbón, enfocó su vida más por el camino de la festa rachada. A veces se toma un respiro –si no, no hay cuerpo que aguante– y siguiendo la tradición familiar se entretiene con los caballos –a su madre y a su hermana les apasiona montar–, pero en plan relajado, desde las gradas del hipódromo de la Zarzuela, donde junta las patadas –en este caso coces– y la pureza de sangre. ¡Ah! y además apuesta y gana. Menudo artista. FOTO: froilán | aec