• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El fuego del nuevo PSdeG

UNHA boa enchente tiene que acabar con unos grolos de licor café; sino será enchente, pero no será boa. Y la elección del secretario xeral de la franquicia enxebre de los socialistas fue una papada de las que le gustaban a Picadillo, o sea, con raciones monstruosas, pero al sobrinísimo Gonzalo Caballero no le dejaron ya no paladear el aguardiente, sino ni siquiera cheirarlo, pues ya ha estallado la primera crisis. Y, cómo no, ha sido en el PSOE de Lugo, sobre el que sigue planeando la sombra –¿negra sombra?– de José Ramón “O Garañón” Gómez Besteiro, a la que se ha sumado la sombrita de Juan Díaz Villoslada. El pacto entre Caballero y Xocas Fernández Leiceaga ha mandado a los besteiristas a freír espárragos –para comer, Lugo–, dos de los cuales, Álvaro Santos y José Tomé, aspiraban a liderar el partido en la provincia, pero lo lógico es que el nuevo jefe sea alguien de la confianza de la dirección gallega, así que uno y otro parece que están destinados a irse a casita. Tal vez, entonces sea la hora del licor café.