• Sábado, 29 de Abril de 2017

La deshumanización de Lavedra


¿QUÉ será del “Xurelo”?, aquel pesquero en el que los ecologistas enxebres navegaban hasta la fosa Atlántica a principios los años ochenta como si fuese la lancha de Santa Cristina. Malo será que no haya un detective que en su día firmase algún documento de apoyo a la Marea, nasía pa’ganá; simplemente hay que dar con él para contratarlo por procedimiento de adjudicación directa y encargarle la búsqueda del buque. ¡Qué bonito quedará en Alfonso Molina al lado del barco de Chanquete! Entre ambos formarán la flotilla verde que recordará a todos cuantos por allí pasen que el Ministerio de Fomento es algo así como la encarnación del herbicida tóxico y no respeta la vida de las ranas ni de las lechugas. Un proyecto tan hermoso como el de los mareantes, diseñado tan primorosamente por uno de sus amigos a cambio de una buena pasta, echado por tierra sin ninguna compasión. ¡Cuánta maldad! Y aún encima Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, se quedará sin el súper premio de Greenpeace a la carretera más verde del mundo.