• Martes, 21 de Noviembre de 2017

El delito verde es lo último en Madrid

LA abuela Carmena ya no está para andar en bici; si Contador, 38 años más joven que ella, no se ve con fuerzas, imagínese ella. Sin embargo, la alcaldesa está empeñada en que los habitantes de la villa y corte protagonicen escenas propias de “Verano azul” y ha invertido un montón de pasta en promocionar BiciMad. Ha sembrado la ciudad de estaciones de bicicletas con un motorcito eléctrico que no contaminan, pero que se han convertido en el vehículo favorito de los cacos para dar tirones. Hasta treinta robos se han cometido a golpe de pedal en Arganzuela en solo unos días. Tendrá que poner metas volantes por las calles a ver si cae algún ladrón. FOTO: carmena | aec