• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

La conjura pepera contra los altruistas okupas coruñeses

ESTABA claro que en esas xuntanzas casi secretas entre Feijóo y el ministro de Defensa había gato encerrado. Que si el AVE, que si la AP-9, que la venta de los muelles... todo era una cortina de humo para preparar una ofensiva contra los okupas. Claro, son tendencia en el país y su labor social está muy valorada –el CIS lo oculta, pero así– tenían que salir los peperos, tan anticuados ellos –no se puede olvidar que son franquistas–, y prepara el desalojo de A Insumisa, nombre con el que ha sido rebautizada la Comandancia de Obras. La adjudicación de la reforma de las instalaciones militares está a punto de salir publicada en el BOE, momento en el que empezará la cuenta atrás para que aquellos a quienes les gusta vivir por la cara en casa ajena hagan las maletas o el hatillo, que todo es posible. Menos mal que siempre les quedará Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, que malo será que no pueda darles refugio en una de sus muchas propiedades inmobiliarias; ahora bien, conociéndolo es capaz de querer cobrarles. FOTO: la idílica insumisa | aec