La Comandancia de Obras se quedó sin sesión de karaoke

¡Menuda desilusión! Al final, no hubo sesión de karaoke en la Comandancia de Obras. Nadie cantó por Pimpinela ni por Los Pecos; ni siquiera por Manolo Cabeza Bolo o por Os Diplomáticos de Monte Alto. La renuncia de los okupas a celebrar su pasarela de estrellas le hizo daño a los hoteles, puesto que los productores de Operación Triunfo y La Voz anularon sus reservas. Iban a asistir al festival para tratar de descubrir futuros talentos y acabaron celebrando la Nochevieja en casa, tragándose los especiales televisivos protagonizados por estrellas consagradas. ¡Allá va la cantera! Y todo por miedo, pues a los antisistema de A Insumisa, que ahora non se venden, les entró el canguelo al saber que les podía caer una multa puesto que su fiesta era ilegal. A buena hora les iba a ocurrir algo así a sus kolegas santiagueses de Eskarnio y Maldizer; en cuanto viesen asomar a un inspector o a un policía por su guarida de la Algalia lo recibirían como se merecen, es decir, con palos y piedras. ¡Ay, qué blanditos nos han salido los okupas coruñeses! FOTO: puerta de acceso A a insumisa, que ahora non se vende | aec