La aznarización de Albert Rivera

InÉS Arrimadas, musa del sector pijo de Ciudadanos, es decir, de todo el partido, podría tener los días contados en ese altarcito. Siempre podrá presumir de que derrotó al independentismo catalán, pero su condición de paradigma del pijerío está a punto de volar. Y todo porque Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, está hechizado por el aznarismo –hasta sería mejor que lo embrujase Aramís Fuster– y quiere fichar a todos los hooligans del expresidente del Gobierno desafectos a Rajoy. La primera pieza que quiere cobrar es Cayetana Álvarez de Toledo... así que en dos días Arrimadas pasa a ser una marula. FOTO: cayetana álvarez de toledo | twitter