• Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Ecologías del drama. Eija-Liisa Ahtila

Fija-Liisa Ahtila es una artista finlandesa, residente en Helsinki

Fija-Liisa Ahtila es una artista finlandesa, residente en Helsinki (Hämeenlinna, 1959), con una amplia formación en cine, vídeo, TV y teatro y cuya obra fue exhibida en 2016 en el Museo Guggenheim de Bilbao. Actualmente el Museo de Arte Contemporáneo de A Coruña muestra un grupo de sus instalaciones de video arte, con el título de “Ecologías del drama”, en los que ofrece novedosos enfoques sobre el modo de ver que tenemos los humanos y sobre nuestra comprensión del reino animal y vegetal, necesariamente limitado.
Vivimos en universos paralelos y nuestra concepción del espacio y del tiempo es radicalmente distinta, en otras palabras hay toda una realidad que somos incapaces de ver o, - como dijo Merleau-Ponty-, la nuestra es una “conciencia embrujada y onírica”, una conciencia que llama milagros a lo que desconoce, cuando en realidad se trata de otras leyes o de leyes superiores a las que rigen en el universo humano. Sobre esto del milagro indagó Ahtila en su obra “La Anunciación”, un hecho tan conocido y representado de la Historia Sagrada y que puede servir de alegórico pórtico para reflexionar sobre qué es lo que vemos y qué es lo que escuchamos. Para acercarse al comportamiento animal, en 1990 hizo la serie de fotografías “Los perros muerden”, en la que una joven trata de imitar con su cuerpo desnudo posturas y gestos propios de un perro, un modo de denuncia feminista, en aquel momento, de la manipulación de la mujer por parte del hombre y que, en la actualidad, puede leerse como la necesidad de “ética entre especies” ( según afirma Hanna Johansson, en el texto que le dedica en el catálogo).
El corto “Hoy” indaga las relaciones entre los miembros de una familia y el drama de la incomunicabilidad. Otra obra expuesta es “Horizontal”, en la que, para poder dar la escala de un enorme abeto, ha tenido que proyectarlo acostado y sirviéndose de seis pantallas, pertenece al parque natural de Aulanko, en el que la actuación humana está acabando con los árboles más antiguos; así que podemos hacer la lectura ecologista de un gigante derribado, como tantos otros, a causa de nuestra ceguera; acompañan al vídeo una serie de dibujos en que el abeto se va antropomorfizando y desvelando conexiones analógicas entre vegetal y hombre.
“Estudios sobre la ecología del drama”, que se proyecta en cuatro pantallas simultáneamente, nos obliga, –guiados por la actriz Kati Outinen–, a percibir de otra manera; primero vemos los saltos de un hombre en una cama elástica, tal como los percibiría un vencejo; luego aparecen varios humanos disfrazados de orugas de mariposa que representan, por medio de la mímesis, el proceso de metamorfosis que da nacimiento a miles de mariposas limoneras; después, unos acróbatas, que al final desaparecen, crean la figura de una estrella que se va encendiendo con una potente luz, cuyo resplandor queda como testigo del misterio que viene de las lejanísimas galaxias. Sin duda la obra de Ahtila, de raíz metafísica, busca penetrar en la totalidad del ser.