• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

LA ECONOMÍA RESISTE

Coincidiendo con la presentación del Programa

Coincidiendo con la presentación del Programa de Estabilidad, vale la pena dedicar un turno, aunque sea fugaz, a rastrear en esas cifras el efecto que sobre ese Programa puede haber tenido la interinidad del Gobierno. Es un lugar común que el vacío de poder frena la marcha de la economía, paraliza las inversiones y genera desconfianza en los mercados. Pero eso no parece estar tan claro. En los últimos días he tenido ocasión de acumular ciencia propia sobre el asunto escuchando las voces de Joan Rosell; Luis de Guindos y José Antonio Álvarez. Aunque con matices, los tres coinciden en restar dramatismo: la provisionalidad del Gobierno es una mala noticia para la buena marcha de la economía.
El presidente de la CEOE sostiene que la incertidumbre política no está frenando la actividad. Ni, en concreto, la empresarial, si exceptuamos aquellas empresas con una excesiva dependencia del sector público.
Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó este jueves en los desayunos de Europa Press que las grandes amenazas sobre la marcha de la economía nacional no vienen del vacío de poder en nuestro patio político sino de una situación económica internacional que nos hace “económicamente muy vulnerables”. Y en cuanto a las inversiones, también niega el extendido diagnóstico de que están sufriendo una paralización a causa de la incertidumbre política. “En todo caso, sólo en el sector inmobiliario. Pero no en el de la economía más competitiva, la de las manifacturas”.
Finalmente, el consejero delegado de la mayor entidad bancaria de la Unión Europea, el Banco Santander, José Antonio Álvarez, acaba de declarar públicamente que la repetición de las elecciones no afectará a la economía real en España. “No vemos señales de desaceleración, si bien puede afectar a decisiones puntuales de inversión, no sobre la actividad”.
El que no se consuela es porque no quiere. Dicho sea para los profetas de los siete males de la interinidad politica en el terreno económico.