Imprimir

Casi un millar de trabajadores exige en la calle un convenio del metal

r.l. A coruña | 31 de Mayo de 2017

Casi mil trabajadores del metal  (850, según la Policía Local) se echaron ayer a la calle para presionar a la patronal del sector y desbloquear las conversaciones del convenio colectivo provincial de siderometalurgia, que llevan paralizadas desde 2014.

Casi mil trabajadores del metal  (850, según la Policía Local) se echaron ayer a la calle para presionar a la patronal del sector y desbloquear las conversaciones del convenio colectivo provincial de siderometalurgia, que llevan paralizadas desde 2014. La última reunión fue en mayo, y de ella salieron los representantes de CIG; CCOO y UGT (los sindicatos convocantes) sin haber avanzado ni un ápice en su resolución, por lo que no tienen garantizada la subida del sueldo por lo menos al nivel del IPC, de manera que han decidido dejar patente su descontento llevando la protesta hasta la sede de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC). 


Tras la última reforma laboral, la patronal no tiene más que dejar que expire el convenio, que ya no se renueva automáticamente, por lo que lo trabajadores temen que pasarán a depender de convenios de empresa y de ámbito estatal, menos favorables. De ahí que hayan decidido llevar su protesta a la calle. La manifestación partió a las ocho y media de la tarde, como es habitual, de la plaza de A Palloza, para tomar Fernandéz La Torre, Pérez Ardá, Salvador de Madariaga y Vicente Ferrer para llegar finalmente a la plaza de Luis Seoane, donde se encuentra la sede de la CEC, sin  que se registra ningún incidente. 


En sus discursos, los portavoces de los sindicatos destacaron la gravedad de que la negociación se haya estancado, aseguran por la falta de voluntad de diálogo de la patronal. Para los trabajadores, un convenio “digno” pasa por establecer la subrogación de los trabajadores de contratas, regular las guardias fuera de jornada, recuperar la revisión salarial, mejorar las licencias retribuidas y limitar la utilización de las empresas de trabajo temporal además del incremento salarial.


Por su parte, la patronal insiste en que le resulta necesario aumentar la flexibilidad, pasando el número de horas a distribuir de 80 a 140 horas, además de eliminar la revisión salarial. También pretende reducir la cobertura por incapacidad temporal del 60% al 30% durante los tres primeros días, denunciaron los portavoces sindicales. 

Amenaza de huelga
Aunque el secretario comarcal de CIG-Industria, Eduardo Caamaño, apuntaba que están dispuesto a seguir negociando, advierte que mientras tanto tampoco dejarán de movilizarse. Es más, Caamaño ha advertido que tampoco descartan la huelga si la patronal persiste en su postura.


"Só coa loita lograremos que a patronal desista da súa actitude mesquiña e conseguiremos un convenio xusto", manifestó.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.elidealgallego.com/articulo/coruna/casi-millar-trabajadores-exige-calle-convenio-metal/20170531004115335850.html


© 2017 El Ideal gallego