• Jueves, 19 de Octubre de 2017

Sanidad y Justicia estudiarán el informe del Comité de Bioética que propone prohibir la gestación subrogada

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad va a estudiar el informe que le remitió ayer el Comité de Bioética de España sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada y que propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación “en garantía de la dignidad de la mujer y del niño”.

Sanidad y Justicia estudiarán el informe del Comité de Bioética que propone prohibir la gestación subrogada
Varias activistas de Femen protestan en Madrid ante la celebración de un congreso médico | Fernando Alvarado (EFE)
Varias activistas de Femen protestan en Madrid ante la celebración de un congreso médico | Fernando Alvarado (EFE)

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad va a estudiar el informe que le remitió ayer el Comité de Bioética de España sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada y que propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación “en garantía de la dignidad de la mujer y del niño”.
Así lo señalaron fuentes de este ministerio después de que se hiciera público este documento que, según precisó la presidenta del Comité, fue remitido ya a los ministerios implicados, el de Sanidad y el de Justicia, que también lo leerá y estudiará. Este último ministerio se ve afectado en lo que se refiere a la inscripción en el Registro Civil de los niños nacidos por gestación subrogada.
El informe remitido también reclama “dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad”.
En todo caso, pide asegurar “una transición segura” que evite que queden desprotegidos los niños resultantes de los procesos de maternidad subrogada internacional en los que pueden estar inmersos actualmente varios españoles. Para ello, considera que puede garantizarse que su filiación en el extranjero se realice conforme a la doctrina establecida por el Tribunal Supremo.  

Debate público
El informe, elaborado a iniciativa del propio Comité, se llevó a cabo “dada la preocupación que suscitaba a sus miembros el debate presente en la opinión pública y en algunas instituciones sobre la conveniencia de regular o, al menos, dotar de legalidad, a los contratos de maternidad subrogada”. En cualquier caso, el Comité de Bioética precisa que, en atención a su naturaleza y funciones, no le corresponde traducir su parecer en una concreta propuesta de reforma legal aunque ofrece algunos criterios que orienten aquélla, como el citado marco regulatorio común a nivel internacional.
Como se pone de manifiesto al inicio del Informe, la maternidad subrogada “es uno de los temas bioéticos más controvertidos del momento por su carácter disruptivo sobre el modo en que la procreación humana, y las consecuentes relaciones de maternidad y filiación, han sido entendidas y reguladas hasta la actualidad”, planteándose por primera vez la posibilidad de disociar la gestación de la maternidad.
El documento añade que, aunque no es un fenómeno nuevo (ya que los primeros casos tuvieron lugar hace más de 40 años), en los últimos tiempos esta práctica se ha extendido y se ha internacionalizado. Por ello, el informe se estructura entorno a tres cuestiones: la práctica de la gestación subrogada y sus distintas modalidades; las cuestiones éticas y la perspectiva jurídica. l