• Viernes, 20 de Octubre de 2017

La reserva hidráulica de los embalses gallegos continúa su caída y se sitúa en el 46% de su capacidad

La reserva hidráulica de los embalses de Miño-Sil y Galicia Costa continúa con su caída y ronda menos de la mitad de su capacidad, situándose en el 46% del total, tras perder otros 40 hectómetros cúbicos de agua con respecto a la semana pasada.

La reserva hidráulica de los embalses gallegos continúa su caída y se sitúa en el 46% de su capacidad
Aspecto que presenta el embalse de Lindoso en Ourense | BRAIS LORENZO (EFE)
Aspecto que presenta el embalse de Lindoso en Ourense | BRAIS LORENZO (EFE)

La reserva hidráulica de los embalses de Miño-Sil y Galicia Costa continúa con su caída y ronda menos de la mitad de su capacidad, situándose en el 46% del total, tras perder otros 40 hectómetros cúbicos de agua con respecto a la semana pasada.
Así figura en los datos que publicó el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la jornada de ayer, en donde se observa que la reserva hidráulica gallega cuenta con 1.607 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone 40 menos que los 1.647 hectómetros cúbicos de la semana pasada.


En concreto, los embalses de la cuenca Miño-Sil tienen 1.256 hectómetros cúbicos de agua, 24 menos que los 1.280 de la semana anterior. Por su parte, en los de Galicia Costa hay 351 hectómetros, dieciséis menos que los 367 de hace siete días.
Todos los valores se encuentran significativamente por debajo de los datos de hace un año y de la media de los últimos diez años. Si atendemos a datos porcentuales, Miño-Sil está al 41,5% de su capacidad y Galicia Costa al 51,3% de su volumen total.

Reducción de riego
La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, manifestó ayer en el Senado que “si este otoño no llueve y la sequía se agrava será necesario reducir las dotaciones de agua de riego” para garantizar el abastecimiento de la población española.
No obstante, apuntó que “los abastecimientos a la población están atendidos y se pueden garantizar hasta final de año”, si bien en estos momentos “y cada vez más que nunca, cada gota cuenta”, recalcó en el pleno.
García Tejerina compareció ante el Pleno de la Cámara Alta para responder a una interpelación del Partido Socialista sobre las medidas para paliar los efectos de la sequía en la agricultura.


La ministra recordó que las reserva hidráulica peninsular están en un 33%, por debajo de la media de los últimos cinco y diez años, y que en el último año hidrológico (2016-2017) el déficit de precipitaciones se ha situado en un 14% sobre el valor normal.
La sequía agronómica, añadió, afectó de una forma acentuada al noroeste y centro peninsular, autonomías como Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, La Rioja y el centro y sur de la provincia de Aragón.
Por su parte, la portavoz de Agricultura del PSOE en el Senado, Elena Víboras, pidió al Gobierno que “no se esconda” tras la sequía, “tome soluciones” y “busque respuestas reales con ayudas directas” para paliar sus efectos en los productores afectados.
Tras la comparecencia, el Ministerio emitió un comunicado en el que se precisa que el Gobierno invirtió más de 83 millones de euros en actuaciones para paliar la sequía en las cuencas del Júcar y el Segura, desde mayo de 2015, cuando se declaró el estado de sequía de la zona afectada.


La ministra destacó “la puesta en marcha de actuaciones que permitieron movilizar cerca de 350 hm3 adicionales en las cuencas del Segura y del Júcar, que están en situación de sequía declarada desde 2015”, apunta.
Para la ministra, “esto permitió que no haya habido restricciones en estos cuatro años de sequía”. “Desde mayo de 2015 hasta la fecha, el Gobierno realizó más de 28 actuaciones de emergencia en estas cuencas, con un presupuesto superior a los 83 millones de euros”, sentenció en el pleno.