• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

La Policía plantea que el crimen de Alzira fuera para vengarse de la madre

Agentes de la Policía Nacional investigan si el hombre que presuntamente degolló ayer a su hija de dos años en una vivienda de la localidad valenciana de Alzira lo hizo por “venganza” a la madre.

La Policía plantea que el crimen de Alzira fuera para vengarse de la madre
El hombre detenido por el asesinato de la pequeña sale del lugar del crimen  | manuel bruque (efe)
El hombre detenido por el asesinato de la pequeña sale del lugar del crimen | manuel bruque (efe)

Agentes de la Policía Nacional investigan si el hombre que presuntamente degolló ayer a su hija de dos años en una vivienda de la localidad valenciana de Alzira lo hizo por “venganza” a la madre.
“Es una de las líneas de investigación”, manifestó el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, en declaraciones a los medios en Gandia.
Moragues recordó que el hombre, de nacionalidad rumana, degolló a su hija y luego se tiró por el balcón de un segundo piso y cayó encima de un coche.

Investigan los motivos
La Policía, agregó, está investigando los motivos que provocaron esta “tragedia”. Preguntado al respecto por si el hombre pudo actuar así porque la mujer le comunicó su intención de separarse, respondió que “una de las posibles líneas de investigación puede ser que sea por venganza, pero no deja de ser una línea de investigación. Está todo abierto”, aseveraron.
Moragues insistió en que “están trabajando, haciendo diligencias”. Interpelado por si había denuncias o agresiones previas en la pareja, contestó que “no”, ni denuncias ni antecedentes.
El hombre regresó ayer por la mañana a su domicilio para hacer una reconstrucción del crimen.
El padre fue trasladado desde dependencias policiales hasta la vivienda, donde lo recibieron medio centenar de vecinos con gritos de ‘púdrete’ y numerosos insultos.
La Policía escoltaba al acusado, que iba con la cara descubierta. Lo trasladaron hasta la vivienda sobre las 11.15 horas y permaneció hasta las 13.30 horas
La madre de la niña había abandonado el domicilio para ir a denunciar unas amenazas, según explicó ayer a los periodistas una compañera de trabajo, y no se llevó consigo a su hija porque estaba durmiendo.
Tanto esta mujer como la tía de la niña fallecida confirmaron que la madre tenía intención de separarse porque “no se llevaban bien como pareja”.
“Ella nunca nos dijo que le pegara, porque lo hubiésemos denunciado”, explicaron ambas mujeres, quien aseguraron que el agresor solía comportarse bien con la niña.
Por otra parte, el alcalde de la localidad, Diego Gómez (Compromís), explicó a los periodistas que ni la Policía Local ni los servicios sociales han tenido constancia de ninguna denuncia.