• Martes, 21 de Noviembre de 2017

Ovacionan por última vez a Chiquito de la Calzada en su barrio natal

La Iglesia de San Pablo, ubicada en el barrio de la Trinidad de Málaga capital –donde nació Chiquito de la Calzada, hace 85 años–, fue el escenario al que cientos de malagueños acudieron para despedir al humorista

Ovacionan por última vez a Chiquito de la Calzada en su barrio natal

La Iglesia de San Pablo, ubicada en el barrio de la Trinidad de Málaga capital –donde nació Chiquito de la Calzada, hace 85 años–, fue el escenario al que cientos de malagueños acudieron para despedir al humorista y donde familiares, amigos y ciudadanos anónimos pudieron aplaudir, por última vez, al artista.
“Chiquito de la Calzada no se va a morir en la vida, porque mientras un español siga diciendo ‘Hasta luego Lucas’, se seguirá recordando a nuestro querido Gregorio”. Estas fueron las emotivas palabras del actor Manolo Medina, quien durante la misa funeral del humorista malagueño intervino recordándolo con unas sentidas frases de afecto y agradecimiento.

“Él nos quitaba las penas”
Además, afirmó que “la risa cura y Chiquito era el que, a todos los cómicos y actores que estamos aquí, nos quitaba las penas, incluso cuando él mismo estaba mal”. Fueron muchos los amigos y conocidos que ayer quisieron estar presentes en un día, que el sacerdote que ofició la misa calificó como “el triunfo definitivo de su vida”.
A las 11.30 horas el coche fúnebre apareció con los restos mortales de Chiquito. Sus familiares, muy afectados, entraron a la iglesia seguidos de Gregorio Sánchez. l