• Martes, 21 de Noviembre de 2017

Luis Eduardo Aute recibe un emotivo homenaje en el Círculo de Bellas Artes

Luis Eduardo Aute es el poeta que “está de vuelta de todo”, un “traductor de la vida” que, sin estar presente en el homenaje que hoy le han rendido muchos “amigos” en Madrid, ha convertido el Círculo de Bellas Artes en el de “Bellas Autes” durante un emotivo encuentro que lo “celebra” a él y a su poesía.

Luis Eduardo Aute recibe un emotivo homenaje en el Círculo de Bellas Artes

Luis Eduardo Aute es el poeta que “está de vuelta de todo”, un “traductor de la vida” que, sin estar presente en el homenaje que hoy le han rendido muchos “amigos” en Madrid, ha convertido el Círculo de Bellas Artes en el de “Bellas Autes” durante un emotivo encuentro que lo “celebra” a él y a su poesía.
Aute siempre consideró que “la poesía no se hace” porque “o nace o dejas que te cace”. Sea cual sea el origen de su lírica, lo que se sabe con precisión es que el cantautor (Manila, 1943) ha sabido “traducir la vida” en todos sus poemas, recogidos ahora en una nueva edición de Espasa que hoy han presentado en Madrid numerosos “autianos”.
Con esas palabras ha expresado la editora Belén Bermejo el “singular” modo de escribir que tiene Aute, antes de leer una carta que el escritor José Manuel Caballero Bonald -autor del prólogo del libro- le dedica al homenajeado, en la que lo define como “una especie de renacentista del siglo XXI” que ha ido “elaborando un mundo artístico donde cabía el mundo”.
Bermejo ha sido escueta al mencionar que Aute “no ha podido asistir” a la cita, a la que tampoco ha acudido su esposa, Maritxu. Y ninguno de los demás participantes ha hecho referencia al estado de salud del músico, que se recupera del infarto que sufrió en agosto de 2016.
Entre esos muchos “amigos” del cantautor que hoy le han “celebrado” se encuentran el escritor Luis Antonio de Villena; los actores José Luis Gómez, Pastora Vega, Aitana Sánchez-Gijón; y los cantantes Ana Belén, Xoel López y Miguel Poveda, quienes han ensalzado el universo poético de Aute, en el que hay versos que hablan de amor, de política, de sexo y, en definitiva, de “la vida”.
Miguel Munárriz -que ha confeccionado cuidadosamente el contenido de esa nueva antología que saldrá a la venta este martes- ha dirigido a Aute una emotiva carta que ha despertado un sonoro aplauso.
“Este mundo nunca se pensó para alguien tan bello como tú”, ha dicho Munárriz al final de esa epístola, en la que también ha mencionado que el encuentro de hoy es la forma que tiene de pagarle a su gran amigo “una deuda pendiente”.
Como él, el resto de los invitados han alabado al autor de “La matemática del espejo” (1975) y “La liturgia del desorden” (1978), considerado por Bermejo como “el artista más completo de la época actual en España”.
Es además uno de esos “imprescindibles” que, en palabras de Fernando de Beltrán, no solo “hace el camino más fácil y la rendición más difícil” sino que también es capaz de lograr que el Círculo de Bellas Artes se convierta en el “Círculo de Bellas Autes”.
“Se ha querido quitar tantas veces del plano que está, precisamente en el primer plano”, ha subrayado De Villena, que considera que celebrar la poesía de Aute es también celebrar su música, ya que no son “desvinculables”, aunque el cantautor insista en hacerlo.
Por eso, en el recital de hoy -presentado por Carles Mesa- además de leerse poemas como “Arte y cultura” o “Hispanidad” se han podido escuchar algunas de las canciones más conocidas de Aute, entre las que han destacado “Las cuatro y diez”, en la voz de Ana Belén, “Al Alba”, interpretada por Xoel López, o una versión de “Prefiero amar” que Miguel Poveda ha llevado al terreno flamenco.
Este último ha querido compartir una anécdota que vivió con el “maestro” después de que él y Pedro Guerra le pidieran que les enviase un soneto para incluirlo en un álbum que ambos estaban preparando. Aute les contestó con una divertida carta que el catalán ha cantado en primicia para el público.
“Miguel Poveda, con tremenda pena debo decirte que ha sido obsoleto todo intento de escribirte un soneto, ya que no es arte que me pille en vena”, dice la letra de esa “canción” improvisada por Poveda.
Como su “honestidad” o su “libertad”, el sentido del humor es una de las muchas virtudes de Aute que hoy se han puesto en valor a través de algunos poemas y “poemigas”, obra de ese artista tan querido y admirado que considera que “se puede perder el sentido de la vida, pero jamás de los jamases el sentido del humor”.