La llegada de migrantes se duplica en 2017 y 3.116 mueren al intentarlo

Hasta el 20 de diciembre, casi 27.000 personas llegaron al territorio español, la mayoría vinieron en patera

La llegada de migrantes se duplica en 2017 y 3.116 mueren al intentarlo

Las llegadas de migrantes se duplicaron en 2017 respecto al año anterior, más de 21.468 consiguieron llegar a España tras una travesía en cayuco y otros 5.473 lo hicieron a través de fronteras terrestres, mientras que al menos 3.116 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo.
Según los últimos datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), hasta el 20 diciembre, 26.941 inmigrantes arribaron a territorio español, frente a los 13.246 de 2016; desde el 1 de enero de 2015, han sido 43.600 los migrantes que consiguieron llegar a nuestro país. Sin embargo, en Europa, las llegadas en embarcaciones, a través de distintas rutas por el mar Mediterráneo, se han reducido: 181.543 llegadas en 2017, frente a las 387.895 de 2016.
Pese a ese aumento en las cifras, las llegadas a España quedan lejos de las que registran otros países del sur de Europa.
En Italia, entraron a través de las costas 118.914 inmigrantes (181.436 en 2016) y acumula desde 2015 la cifra de 453.288 llegadas. Grecia, con una cifra acumulada que supera el millón de llegadas en dos años (1.066.891), registró este año casi 34.000 llegadas, frente a las 176.900 de 2016.
El frío de la estación invernal no frenó las oleadas de migrantes que intentan buscar una nueva oportunidad en el continente europeo. Se contabilizaron fines de semana con más de 600 personas rescatadas. Noviembre fue el mes más intenso, con 5.687 llegadas, muy por encima de las 3.071 de junio o las 2.839 de octubre.

Víctimas
En ese recuento, también se incluyen las víctimas, pero solo una parte, ya que muchos de los cadáveres nunca llegan a localizarse. El 2016 marcó un siniestro récord de muertes en el Mediterráneo con un total de 5.143 fallecidos; en este año fueron 3.116. No obstante, la ruta central, la de España, ha triplicado las muertes pasando de 70 a más de 200.
Las oleadas de pateras que llegaron a las costas españolas este año rememoran la crisis de los cayucos de 2006 y, aunque desde entonces la presión migratoria había dibujado una curva descendente, 2017 rompió la tendencia hasta duplicar las llegadas. Expertos en el rescate de migrantes atribuyen este aumento a la buena climatología que se prologó hasta bien avanzado el año y las redadas de la Gendarmería marroquí en los entornos de las fronteras de Ceuta y Melilla. l