• Jueves, 29 de Septiembre de 2016

La jueza ve indicios de homicidio en el caso del batería de Los Piratas muerto

La magistrada del Juzgado de Instrucción número dos de Ponteareas (Pontevedra) ve indicios de la comisión de un delito de homicidio por imprudencia grave por parte del agente de la Guardia Civil que el pasado 26 de agosto de 2015 efectuó el disparo que acabó con la vida al que fue batería de Los Piratas, Javier Fernández.

La jueza ve indicios de homicidio en el caso del batería de Los Piratas muerto
La acusación pide cuatro años de prisión y otro seis de inhabilitación para el investigado	aec
La acusación pide cuatro años de prisión y otro seis de inhabilitación para el investigado aec

La magistrada del Juzgado de Instrucción número dos de Ponteareas (Pontevedra) ve indicios de la comisión de un delito de homicidio por imprudencia grave por parte del agente de la Guardia Civil que el pasado 26 de agosto de 2015 efectuó el disparo que acabó con la vida al que fue batería de Los Piratas, Javier Fernández.
Lo confirmaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que indicaron que así consta en el auto de transformación de la causa a procedimiento abreviado, que pone fin a la instrucción.
Dicho auto fue trasladado a las distintas partes para que puedan proponer nuevas pruebas y para que soliciten o bien la apertura de juicio oral o bien el sobreseimiento.
A raíz de ello, la Fiscalía presentó un escrito por el que pide el sobreseimiento de la causa. Por su parte, las dos acusaciones particulares, que representan a familiares del fallecido, secundan los indicios de delito –una ya presentó su escrito, mientras que la otra sigue dentro de plazo para hacerlo–.

FISCALÍA PIDE EL ARCHIVO
La Fiscalía, según informaron fuentes del Ministerio Público, solicitó el archivo de la causa basándose en que la actuación del agente de la Guardia Civil al disparar se ampara tanto en la justificación de legítima defensa como en la eximente completa de cumplimiento del deber.
Además, considera que los hechos “no son constitutivos de un delito de homicidio imprudente”, ya que la reforma del Código Penal modificó el sistema de imprudencia del texto punitivo.
Así, apunta que “los hechos hubieran sido constitutivos, a lo sumo, de la extinta falta por imprudencia leve, pero se ha suprimido esta figura y la consideración como delito de la imprudencia menos grave contemplada actualmente, no es equiparable”.
El abogado Gerardo Gayoso, que representa a la viuda y al hijo menor de edad del fallecido, indicó que en el escrito de acusación que presentó –que tiene un total de 14 folios– mantiene que hay indicios de criminalidad por homicidio por imprudencia grave profesional.
Por tanto, solicita la investigación –anteriormente imputación– del agente de la Guardia Civil por dicho delito y pide que sea condenado a una pena de cuatro años de prisión, y a otros seis de inhabilitación para el ejercicio de su profesión.
El abogado avanzó que la otra acusación particular, que ejerce su compañera de bufete María Jesús Sarabia, en representación de los padres del difunto, presentará su escrito a finales de la semana que viene y se pronunciará de “idéntica manera”.

CONTRADICCIONES
La muerte de Javier Fernández ha estado rodeada de polémica desde el primer momento, ya que la familia y la Guardia Civil mantienen versiones contradictorias sobre lo ocurrido.
El Instituto Armado informó de que la intervención en la vivienda se llevó a cabo por un supuesto delito de violencia de género que la mujer del batería negó en todo momento.