• Miércoles, 18 de Octubre de 2017

El incendio de Portugal fue el que más muertos registró en 25 años en el mundo

El incendio registrado el sábado en Pedrógao Grande, en el centro de Portugal, en el que murieron al menos 61 personas y 57 resultaron heridas, es la tragedia con más fallecidos en un solo fuego en casi un cuarto de siglo en el mundo.

El incendio de Portugal fue el que más muertos registró en 25 años en el mundo
La carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera mostró ayer esta estampa dantesca | staff
La carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera mostró ayer esta estampa dantesca | staff

El incendio registrado el sábado en Pedrógao Grande, en el centro de Portugal, en el que murieron al menos 61 personas y 57 resultaron heridas, es la tragedia con más fallecidos en un solo fuego en casi un cuarto de siglo en el mundo. El primer ministro luso manifestó que “lamentablemente” puede incrementarse el balance de víctimas, que Costa cifró en 61, una menos que el que ofreció el secretario de Estado de Administración Interna, Joao Gomes, quien habló de 62 porque, según Costa, se produjo un error de duplicidad en uno de los registros.


No obstante, Costa dejó claro que no hay razones para alegrarse por esta bajada en la cifra de fallecidos porque se teme que en las próximas horas se localicen más víctimas: “Las previsiones meteorológicas son idénticas a las del sábado”, cuando se declaró el incendio, por el que se evacuaron varias aldeas de la zona, dijo.


El primer ministro hizo un llamamiento a la población para que siga a rajatabla las instrucciones de las autoridades porque, incidió, “la situación aún no está concluida” y el fuego sigue activo y ha sido reavivado por el viento en algunos frentes.


Costa explicó que se mantiene el trabajado de búsqueda e identificación de posibles víctimas “aldea por aldea” y aseguró que se han movilizado todos los medios disponibles. El primer ministro hizo estas declaraciones al término de la reunión que mantuvo con alcaldes de la zona afectada y responsables de los distintos operativos que participan en las tareas de extinción del fuego.


El encuentro sirvió, dijo, para “identificar un conjunto de necesidades y comenzar a articular un conjunto de respuestas” a través de 400 efectivos de la seguridad social que se encargarán de dar apoyo de emergencia a las poblaciones afectadas.


Al parecer,. la mezcla de vientos cruzados, altas temperaturas y tormentas secas fue la causa que desató el devastador incendio que ayer siguió azotando el centro de Portugal y que atrapó a familias enteras en una carretera convertida en una auténtica ratonera sin salida. Las imágenes más dantescas son las que muestran cómo quedó la carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, con numerosos vehículos totalmente calcinados: “Se quedaron atrapados en una ratonera de humo”, dijo el presidente de la Liga de los Bomberos de Portugal, Jaime Marta Soares, quien explicó que “cuando las personas entraron en esas carreteras, el incendio podría estar a kilómetros de distancia”.


Las llamas avanzaron más rápido de lo que pensaban, avivadas por el viento y por las altas temperaturas, y se propagaron de forma “que no tiene explicación”, llegó a decir Joao Gomes, encargado de informar de la evolución del suceso.


La Policía Judicial (PJ) señaló también las condiciones meteorológicas como causantes de la tragedia, y más concretamente, el impacto de un rayo en un árbol seco como detonante del fuego.


“La información recogida hasta el momento en el lugar del suceso nos permite pensar que, con un alto grado de certeza, la causa sea un rayo que alcanzó un árbol”, dijo a Efe el director nacional adjunto de la PJ, Pedro do Carmo.


La rápida propagación de las llamas se explica por las “condiciones meteorológicas extremadamente adversas” con más de 40 grados, apuntó Do Carmo quien precisó, no obstante, que será necesaria una investigación para confirmarlo.


En términos similares, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, afirmó que “no hay ni falta de competencia, ni de capacidad, ni de respuesta” ante desafíos de estas características. Son ya más de 700 los efectivos terrestres que combaten este fuego, que continúa con varios frentes activos.


Las gentes de las aldeas del entorno de Pedrógao Grande, algunas de ellas evacuadas, se hacen fuertes formando corros para llorar a los seres queridos y para lamentar lo que han perdido. Los bares permanecen abiertos como únicos lugares de reunión para los vecinos, que se preguntan cómo les sobrevinieron las llamas, que dejaron un frente de varios kilómetros que hace intransitable, por su extrema peligrosidad, la carretera nacional IC-8.
Algunos aseguran que perdieron todo su ganado, algo fundamental ya que muchos de estos pueblos viven de la labor agraria y ganadera.

Condolencias
La tragedia vino seguida de una serie de condolencias como la del presidente Mariano Rajoy que expresó que “nuestros mejores deseos de restablecimiento para los heridos”. Por su parte, el papa Francisco rezó ayer tras el Ángelus dominical por las víctimas mortales y los damnificados e insistió en su “cercanía al querido pueblo portugués, golpeado por un incendio devastador que ha provocado muertos, heridos y destrucción”.


Según informó la Casa Real a Europa Press, durante la conversación telefónica del sábado, el presidente portugués agradeció al monarca el apoyo “en todos los sentidos”, también por el apoyo material y humano.