• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Hospitalizan a una niña de 13 años en estado de coma etílico tras un botellón en Leganés

Una niña de 13 años tuvo que ser ingresada el viernes por la noche en el Hospital Severo Ochoa de Leganés al sufrir un coma etílico después de ingerir una gran cantidad de alcohol durante un botellón celebrado en la zona de Arroyo

Hospitalizan a una niña de 13 años en estado de coma etílico tras un botellón en Leganés
Un grupo de jóvenes, durante un botellón	 ep
Un grupo de jóvenes, durante un botellón ep

Una niña de 13 años tuvo que ser ingresada el viernes por la noche en el Hospital Severo Ochoa de Leganés al sufrir un coma etílico después de ingerir una gran cantidad de alcohol durante un botellón celebrado en la zona de Arroyo Culebro de dicha localidad, según informaron fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, que señalan que la menor ayer por la mañana ya estaba fuera de peligro.
Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes por la tarde. La niña, vecina de la cercana localidad de Humanes, y varias amigas habían comprado ron y vodka en una tienda del pueblo y luego cogieron el tren para encontrarse con varios amigos más en un botellón en el citado parque leganenense.
Fruto de la ingesta, la niña se desvaneció sobre las 18.00 horas. Entonces sus amigos, asustados, pararon un coche en la calle y la llevaron al Hospital Severo Ochoa de Leganés, donde entró inconsciente y en estado grave con un coma etílico. Sobre las 20.00 horas fue trasladada al Hospital Clínico de Madrid.
Tras un día entero de reposo, los médicos quitaron la intubación a la niña, que ya se encuentra fuera de peligro y se espera que pronto le den el alta.
La Policía abrió una investigación sobre lo sucedido, ya que esta prohibido vender alcohol a menores de edad. De momento, no hay detenidos. Por su parte, el Severo Ochoa dio cuenta de los hechos al juzgado de guardia, según ha publicado hoy el diario “El Mundo”.
Este caso ha hecho saltar las alarmas, ya que el pasado 3 de noviembre, una niña de 12 años falleció en el Hospital 12 de Octubre de Madrid tras ingresar en un centro médico con un cuadro de coma etílico. La pequeña se bebió junto a otros cuatro compañeros de su instituto una botella de ron y otra de vodka durante cuatro horas en un descampado de San Martín de la Vega conocido como Los Cerros. Sobre las 23.00 horas la chica se desmayó y sus amigos se asustaron mucho. No sabían qué hacer y decidieron trasladar ellos mismos a su amiga en un carrito de hierro de un supermercado hasta el centro de salud del municipio.