La Guardia Civil retira diez perros sin registrar de la finca donde fue mordido un niño

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil retiraron diez perros de la finca en la que un niño de 3 años resultó gravemente herido durante la tarde del jueves en El Molar (Madrid)

La Guardia Civil retira diez perros sin registrar de la finca donde fue mordido un niño
Entre los perros retirados, había varios ejemplares de la raza Bull Terrier | aec
Entre los perros retirados, había varios ejemplares de la raza Bull Terrier | aec

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil retiraron diez perros de la finca en la que un niño de 3 años resultó gravemente herido durante la tarde del jueves en El Molar (Madrid) por mordeduras de los animales, que le arrancaron las orejas. Los dueños de los diez perros no tenían registrados a los animales, confirmaron fuentes del Ayuntamiento.
Según exponen fuentes del Instituto Armado, entre los perros retirados y depositados en un centro autorizado de la Comunidad de Madrid hay ejemplares de razas consideradas potencialmente peligrosas, como American Stafforshire Terrier. También hay ejemplares de Bull terrier.
Desde el Consistorio indicaron que el registro de perros potencialmente peligrosos debe realizarse en el Ayuntamiento en el caso de que haya más de cinco animales en una vivienda, un trámite que, en este caso, los dueños no habían realizado.
También defendieron que el Consistorio no era consciente de la situación, porque “no puede vigilar lo que hace cada uno en su casa”. En este sentido, aseguraron que es responsabilidad de los vecinos registrar a los perros, al contrario de lo que sucedió en este caso. Además, en caso de no haber cumplido la normativa, la Comunidad de Madrid podría abrir un expediente.
Por otro lado, los agentes encargados de la investigación iniciaron las gestiones para comprobar la situación de los animales. A su vez, los veterinarios analizarán a los perros para determinar si tienen algún tipo de enfermedad. Según explicaron fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid a Europa Press, las mordeduras de perro arrancaron las orejas al menor, que luego fue trasladado del centro de salud al Hospital de La Paz donde ingresó en estado grave. Además de los graves daños en las orejas, el niño sufrió varias heridas faciales y una mordedura grave en el muslo izquierdo.
Por su parte, la alcaldesa de la localidad, Yolanda Sanz Rojas, señaló que está “muy preocupada” por el estado del niño, cuya evolución “está siguiendo de cerca”. A pesar de este suceso, cabe destacar que en la Comunidad de Madrid, los perros de razas consideradas peligrosas “suponen una parte muy pequeña”, en torno al 2 por ciento, del censo total, según el Gobierno regional.