• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El Gobierno pacta con las comunidades la reforma de las reválidas educativas

La Conferencia Sectorial de Educación, que reunió al ministro Íñigo Méndez de Vigo y a todos los consejeros del ramo, terminó con un acuerdo casi unánime en torno al borrador del proyecto de real decreto ley que introduce cambios en las evaluaciones finales de la Lomce.

El Gobierno pacta con las comunidades la reforma de las reválidas educativas
La Conferencia Sectorial de Educación se cerró con un acuerdo “casi unánime”
La Conferencia Sectorial de Educación se cerró con un acuerdo “casi unánime”

La Conferencia Sectorial de Educación, que reunió al ministro Íñigo Méndez de Vigo y a todos los consejeros del ramo, terminó con un acuerdo casi unánime en torno al borrador del proyecto de real decreto ley que introduce cambios en las evaluaciones finales de la Lomce.
“Es un buen día porque con un paso como éste se consiguen objetivos grandes como es el Pacto de Estado por la Educación”, celebró el ministro en la rueda de prensa posterior al encuentro con los consejeros, a los que vio “con ganas y confianza en lograr este pacto”. “Es un buen día no porque haya acabado pronto, sino porque la coincidencia ha sido muy grande”, apostilló.
Méndez de Vigo explicó los cambios acordados con los consejeros implican no solo que se suspenden los efectos académicos de las reválidas de ESO y Bachillerato, sino también que tanto en primaria como en secundaria va a ser muestral y no censal como dice la Lomce, pues “la finalidad es diagnóstica”.
También apuntó a que habrá un único título de la ESO, tanto para quienes aprueben los cuatro cursos de esta etapa como para quienes hayan cursado FP Básica y sus profesores consideren que están en condiciones de pedirlo.
La evaluación de Bachillerato será, como se había anunciado, solo para acceder a la Universidad. Los alumnos se examinarán de las seis materias troncales de segundo y no de las de los dos cursos de la etapa, las universidades serán las que realicen estas pruebas como hasta ahora y se mantiene el distrito único.
La diferencia con respecto a la antigua Selectividad es que los contenidos se adaptan al currículo de la Lomce y que el ministerio, según manifestó su titular, tiene “más competencias” sobre la matriz de la prueba.

“CERTEZAS” HACIA EL PACTO
“Se trata de lograr a través de un decreto ley los mismos objetivos de mantener los elementos básicos de la educación en España y dar tranquilidad a la comunidad educativa, a los docentes y a las familias”, destacó el ministro.
Méndez de Vigo se mostró “convencido” de que este acuerdo es un paso “importante” de cara al pacto educativo y que, mientras se trabaja en la subcomisión parlamentaria, este texto garantiza “certeza” sobre las pruebas. “La coincidencia ha sido altísima”, celebró. Preguntado por si estos cambios en torno a las reválidas son compatibles con la Lomce, el titular de Educación defendió que se mantiene “la idea de troncalidad” porque el Gobierno controla el 65% de los contenidos y también se respetan las competencias autonómicas.
“Eliminar la tensión era el buen camino”, insistió para añadir que el sendero hacia el pacto es “largo y con obstáculos” y que la ‘reválida’ era “el primero”.