La Fiscalía de Granada pide cinco años de prisión para Juana Rivas

La Fiscalía de Granada solicitó la pena de cinco años de prisión para Juana Rivas por presunta sustracción de menores en la causa abierta contra ella después de que permaneciera

La Fiscalía de Granada pide cinco años de prisión para Juana Rivas
El fiscal acusa a Juana Rivas de dos delitos de sustracción de menores | efe
El fiscal acusa a Juana Rivas de dos delitos de sustracción de menores | efe

La Fiscalía de Granada solicitó la pena de cinco años de prisión para Juana Rivas por presunta sustracción de menores en la causa abierta contra ella después de que permaneciera casi un mes ilocalizable con sus dos hijos incumpliendo la orden judicial que le obligaba a entregárselos al padre, el italiano Francesco Arcuri.
El fiscal acusa a Juana Rivas de dos delitos de sustracción de menores y también pide la inhabilitación especial para esta madre de Maracena (Granada) para ejercer el derecho de patria potestad sobre los niños por un plazo de seis años, según consta en el escrito de acusación provisional presentado ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investigó el asunto.
En el escrito, el fiscal Juan Miguel Ossorio Carmona relata que Juana Rivas salió de Italia el 18 de mayo de 2016 con sus hijos, que en la actualidad tienen once y tres años, transmitiendo al padre que su intención era visitar a sus familiares en España y luego regresar. Arcuri “no mostró oposición a ello, ajeno a la verdadera intención de la acusada”, que según el fiscal no era otra que la de “ocultarse” con sus hijos en Granada “cercenando cualquier tipo de contacto con su padre” y cambiar el lugar de residencia de los menores empleando “vías ajenas al procedimiento legalmente establecido”. Todo ello, agrega el fiscal, sin que existiera “causa alguna que lo justificara”.
El 2 de agosto de 2016, Juana Rivas contactó con Arcuri para trasladarle su negativa a regresar con los menores a Italia, “permaneciendo desde entonces oculta con ellos en un lugar indeterminado” pese a ser “consciente” de su “obligación” de entregarlos. El fiscal señala en su escrito las cinco instancias judiciales que a lo largo de nueve meses le han requerido a través de resoluciones judiciales la obligación de devolver a los niños a Italia, donde tienen fijada su residencia habitual y están escolarizados.
El Ministerio Público considera que los hechos son constitutivos de dos presuntos delitos de sustracción de menores, por cada uno de los cuales solicita dos años y seis meses de prisión para la madre, lo que suman un total de cinco años. A lo que suma seis años de inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad sobre los niños y el pago de las costas. De cara al juicio, el fiscal solicita las declaraciones de la acusada y de su expareja, Franceso Arcuri.