• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Eduardo Mendoza considera el Premio Cervantes “un final de trayecto feliz”

El escritor Eduardo Mendoza fue galardonado ayer con el Premio Cervantes 2016, reconocimiento que otorga cada año el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que está dotado con 125.000 euros.

Eduardo Mendoza considera el Premio Cervantes “un final de trayecto feliz”
Méndez de Vigo asegura que el autor está “muy contento y satisfecho” con el galardón	ep
Méndez de Vigo asegura que el autor está “muy contento y satisfecho” con el galardón ep

El escritor Eduardo Mendoza fue galardonado ayer con el Premio Cervantes 2016, reconocimiento que otorga cada año el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que está dotado con 125.000 euros.
Así lo anunció el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en un acto celebrado en la Secretaría de Estado de Cultura. El Cervantes, considerado el Premio Nobel de las letras castellanas, galardonó el pasado año al escritor mexicano Fernando del Paso.
El jurado concedió el galardón a Mendoza al entender que con la publicación de “La verdad sobre el caso Savolta” en 1975 se “inaugura una nueva etapa de la narrativa española en la que se devolvió al lector el goce por el relato y el interés por la historia que se cuenta, que ha mantenido a lo largo de su brillante carrera como novelista”.
“Eduardo Mendoza, en la estela de la mejor tradición cervantina, posee una lengua literaria llena de sutilezas e ironía, algo que el gran público y la crítica siempre supieron reconocer, además de su extraordinaria proyección internacional”, añade el acta del premio.
El escritor se encontraba fuera del país cuando recibió la noticia. En estos momentos estaba en el Reino Unido, desde donde consideró la concesión del Premio Cervantes 2016 un “final de trayecto”, según explicó ayer en una rueda de prensa en el Instituto Cervantes de Londres.
Mendoza relató ante los medios de comunicación que recibió el premio mientras paseaba por las “tranquilas” calles de Londres, cuando le llamó el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.
“Es un momento de conclusión”, afirmó tanto por su importancia y por el momento en el que llega, y aseguró haber sido muy afortunado desde el principio de su carrera.

UNA DECISIÓN DIFÍCIL
Por su parte, el representante de la RAE y presidente del jurado, Pedro Álvarez de Miranda, explicó que no ha sido “una decisión fácil” ante los numerosos candidatos propuestos, si bien destacó que se ha impuesto “un novelista puro” frente a otros géneros.
“Hay que destacar eso aparición repentina de Mendoza con ‘La verdad sobre el caso Savolta’ en 1975, procedente de la traducción e interpretación, consiguiendo uno de los hitos de la novela española como fueron ‘El Jarama’ o ‘Tiempo de silencio’”, señaló.
En este sentido, Álvarez de Miranda destacó que en ese año la literatura española “estaba intentando recuperarse” de la aparición del “boom” latinoamericano, y la novela de Mendoza “pone a la altura a ambos”. “A partir de ahí, ha contado con una trayectoria extraordinaria que no ha dejado de incorporar humor a la literatura y de incorporar una capa de lectores muy amplia”, indicó.
El Premio Cervantes galardona a cualquier autor cuya obra esté escrita totalmente, o en parte esencial, en castellano y esto es algo que también destacó el presidente del jurado ya que es un novelista catalán que escribe en castellano, a la altura de anteriores premiados.