• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Avisan de que las redes sociales son más peligrosas que internet en el fomento de la anorexia

Las nuevas tecnologías han hecho mucho daño a la proliferación de la apología de trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia, con páginas web que los promueven como estilos de vida sin que una ley regule estos contenidos,

Avisan de que las redes sociales son más peligrosas que internet en el fomento de la anorexia
Advierten de que los jóvenes tienen acceso a información nociva          aec
Advierten de que los jóvenes tienen acceso a información nociva aec

Las nuevas tecnologías han hecho mucho daño a la proliferación de la apología de trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia, con páginas web que los promueven como estilos de vida sin que una ley regule estos contenidos, pero el auge de las redes sociales es mucho más peligroso que internet, ya que “invisibiliza” la difusión de mensajes fomentando la extrema delgadez.
En ese sentido, la especialista de la Universitat Oberta de Catalunya (UOT) Marga Serra recordó que en redes sociales como Snapchat, Twitter, Facebook o Pinterest se promueven los desórdenes alimentarios y, solo en Instagram, hay más de 4,5 millones de fotos colgadas con la etiqueta #anorexia.
Otras menciones o hashtag como #A4Paperchalleger, #iphone6challenge o #collarbonechallenge proponen retos que fomentan la delgadez extrema como estereotipo a seguir, que plantean que la cintura sea más estrecha que una folio DIN-A4 o que las dos rodillas juntas sean más estrechas que un teléfono móvil y, para demostrarlo, hay que colgar las fotos. Además, destacó Serra, a través de grupos de Whatsapp privados se intercambian lo que se llaman “tips” o trucos para adelgazar, vomitar o esconder el trastorno a los padres. De hecho, un estudio de la Universidad de Haifa (Israel) revela que hay una relación directa entre el riesgo de sufrir estos trastornos alimentarios y el tiempo que los niños de 9 a 12 años destinan a las redes sociales.
“Actualmente los jóvenes, con el móvil, tienen acceso a cualquier información que sea nociva para él o ella”, alertó Serra, que por ello apuntó que “la prevención es esencial” y hay que trabajar la imagen corporal positiva, los estilos de vida saludables, la autoestima.
Además, ante esta situación, reclama una legislación para controlar este tipo de contenidos, como la que tienen otros países como Francia e Italia.
De momento, el Colegio de Abogados de Barcelona está elaborando una propuesta para que se pueda legislar la prohibición de las páginas web que promueven la bulimia y la anorexia en España.
Esta experta también reconoció que la adolescencia es una etapa en la que el cuerpo cambia tan rápidamente que hace complicada la adaptación al “nuevo cuerpo” y, por ello, genera mucha inseguridad, de ahí que hasta el 65 por ciento de las adolescentes no se encuentra a gusto con su físico.