0:26 h. Viernes, 18 de abril de 2014

 

Aumenta el control del incendio en La Gomera y ya no hay desalojados

| Actualizado 18 Agosto 2012 - 02:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
un helicóptero transporta agua a la zona de laguna grande para proseguir las tareas de extinción 	efe
un helicóptero transporta agua a la zona de laguna grande para proseguir las tareas de extinción efe

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, anunció que todos los vecinos desalojados por el incendio forestal en La Gomera regresaron a sus viviendas y añadió que se avanza en el control del fuego.

Así lo indicó el jefe del Ejecutivo regional en la rueda de prensa que ofreció tras un Consejo de Gobierno extraordinario, en el que ayer los miembros de su gabinete estudiaron la situación creada tras los incendios registrados en las islas este verano, especialmente el que afecta a La Gomera desde hace 13 días.

Paulino Rivero manifestó que se trabaja en la estabilización del fuego y añadió que se han estudiado medidas “prioritarias” para paliar los daños causados por el incendio, en primer lugar para las personas afectadas.

El jefe del Ejecutivo canario se congratuló de que se esté recuperando la normalidad en la isla de La Gomera y subrayó que por encima de cualquier otra cosa, en las labores de extinción se ha garantizado la seguridad de las personas.

 

comportamiento ejemplar

Agradeció el comportamiento de los vecinos de La Gomera, de los que unos 5.000, una cuarta parte de la población, fueron desalojados, así como de las administraciones, organizaciones y operativos que actuaron en la extinción y control del fuego.

El presidente anunció además que los miembros de la Policía Canaria añadirán a sus funciones la del control de los montes de las islas.

Canarias reclamará asimismo al Estado una base permanente en las islas con tres hidroaviones porque, afirmó Rivero, si el Ministerio de Medio Ambiente tiene 22 aeronaves de este tipo las islas también tiene derecho a estos medios.

“Y como tenemos derecho, queremos que estén en el lugar donde nos pueden prestar apoyo, que es aquí”, advirtió el presidente canario, quien recordó que en el caso de un incendio en Cataluña, esta comunidad puede recibir apoyo aéreo inmediato de otras en menos de media hora, pero en las islas el traslado se prolonga como mínimo 20 horas.

“Entendemos que es de justicia, no es generosidad del Gobierno de España, es que nos corresponde y vamos a exigirlo o si no habrá que buscar otras opciones”, aseguró Rivero.

 

suficientes pirómanos

Respecto a la crítica efectuada ayer por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, de que son más necesarios los hidroaviones que las televisiones autonómicas, Rivero contestó: “Ya tenemos suficientes pirómanos”.

Recordó Rivero que en las islas hay cinco helicópteros contratados por el Gobierno regional de forma permanente, más dos del Cabildo de Gran Canaria y otro del de Tenerife, es decir, ocho medios aéreos “sin refuerzo del Estado”. Ello implica que Canarias es la comunidad con más medios aéreos propios por hectárea de bosque.

Precisó el presidente canario que en las islas hay 134.000 hectáreas arboladas y por cada 16.800 hay un aparato aéreo y se trata de “medios pagados por Canarias”, lo que implica que las islas están en este asunto “mejor que el resto” de regiones.

Cada aparato cuesta un millón de euros anuales “y los pagamos los canarios por seguridad, porque la lucha contra el fuego es importante”.

 

criterios técnicos

En cuanto a qué organismo fue el responsable de la decisión de bajar del nivel 2 al 1 el incendio de La Gomera, que se reactivó el día 10, Paulino Rivero afirmó que no hay “ninguna decisión política: las decisiones tienen que ver todas con criterios técnicos”.

La única diferencia entre ambos niveles es la de que en el 1 trabajan todos los medios existentes en Canarias para la lucha contra el fuego y reiteró que este tipo de decisiones está “protocolarizada” y no lo decide “ni el presidente de España ni el de Canarias, ni cabildos ni ayuntamientos, sino el director de extinción” del incendio. n