Los aspirantes a la nacionalidad conocen más la cultura que el idioma

Los extranjeros que quieren obtener la nacionalidad española conocen más la realidad de España y sus principios constitucionales que la lengua de nuestro país, según se extrae de los resultados de los exámenes que se vienen realizando desde el año 2015.

Los aspirantes a la nacionalidad conocen más la cultura que el idioma
Imagen cedida por Salvamento Marítimo de una patera rescatada en Cádiz
Imagen cedida por Salvamento Marítimo de una patera rescatada en Cádiz

Los extranjeros que quieren obtener la nacionalidad española conocen más la realidad de España y sus principios constitucionales que la lengua de nuestro país, según se extrae de los resultados de los exámenes que se vienen realizando desde el año 2015.
Un 96 por ciento de los extranjeros que quieren obtener la nacionalidad aprueba el examen de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España (CCSE), en tanto que un 76,8 por ciento (casi 20 puntos de diferencia) supera el de Diploma Español como Lengua Extranjera (DELE).

“Arbitrarias e injustas”
Son datos que se desprenden de dos respuestas por escrito del Gobierno a sendas preguntas del diputado socialista Antonio Hurtado, quien se interesó por la recaudación obtenida por esos exámenes, las matrículas registradas y el número de personas aptas tras las pruebas, que, según argumenta el socialista, son “arbitrarias e injustas”.
Aunque las inscripciones fueron más, para el examen CCSE finalmente se han presentado en las convocatorias de 2015, 2016 y las que van de este año 126.707 extranjeros, de los que 121.625 resultaron aptos, es decir, el 95,9%
En el examen de lengua, el DELE, acudieron a la prueba 163.567 personas, pero aprobaron 125.773, o lo que es lo mismo, un 76,8% de los presentados.
Para el examen de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España la inscripción cuesta a cada aspirante 85 euros, una cifra que, según el Gobierno, se mantuvo invariable en los tres últimos ejercicios.


En total, se recaudó por estas inscripciones 11,3 millones de euros, unos ingresos brutos que se destinan a financiar parcialmente los gastos que conlleva la creación, gestión y administración de las pruebas, aseguran.
Candidatos de cualquier nacionalidad mayores de 18 años y con capacidad legal para obrar pueden presentarse a esta prueba, que se realiza en doble convocatoria el último jueves de cada mes, a las 18.00 y a las 20.00 horas (horario local del centro).
Por su parte, la inscripción para la prueba DELE tiene un coste de 124 euros y por ella se ingresó en los tres años un total de 21,7 millones de euros.
Los exámenes DELE se ofrecen en siete convocatorias al año, siempre en viernes o sábado y cubren todos los niveles, para el público general y para escolares.