• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Los abuelos se mantienen como un pilar básico para la conciliación familiar

La figura de los abuelos continúa siendo fundamental en la estructura familiar española, debido al papel que desempeña día a día, tanto desde el punto de vista económico como anímico, pero sobre todo en materia de conciliación de la vida laboral y familiar de muchas parejas.
 

Los abuelos se mantienen como un pilar básico para la conciliación familiar
El próximo martes se celebra el Día de los Abuelos	archivo ec
El próximo martes se celebra el Día de los Abuelos archivo ec

La figura de los abuelos continúa siendo fundamental en la estructura familiar española, debido al papel que desempeña día a día, tanto desde el punto de vista económico como anímico, pero sobre todo en materia de conciliación de la vida laboral y familiar de muchas parejas.
Así lo sostienen varias organizaciones, entre las que se hallan el observatorio The Family Watch o el Foro Español de la Familia, con motivo de la celebración el próximo martes del Día de los Abuelos, una festividad promovida tradicionalmente en España por la Fundación Mensajeros de la Paz, del padre Ángel.
En este sentido, un reciente estudio publicado por Mensajeros de la Paz y realizado por Sigma Dos revela que en la actualidad más de la mitad de los abuelos españoles (55,9%) confiesa ayudar a sus hijos como consecuencia de la crisis económica, ya sea económicamente o en el cuidado de los nietos.
“El fin del ser humano, la mayor felicidad que tiene en esta vida, es ser abuelo”, explicó el presidente del Foro Español de la Familia, Mariano Calabuig, quien defendió que son “fundamentales” y “muy importantes” dentro de la estructura familiar, máxime “en estos momentos, cuando el problema de conciliación para muchos matrimonios jóvenes se ha complicado”.
De este modo, Calabuig advirtió de que “mientras no se enfrente este problema” los abuelos españoles tendrán más importancia en las familias, y aclaró que los abuelos “no son los educadores de los nietos, pero son principalmente los guardadores”. El estudio anteriormente citado pone de manifiesto que únicamente el 31,1 por ciento de los ciudadanos que no son adultos mayores reconoce que debido a la crisis necesita o ha necesitado en algún momento ayuda económica de sus padres, o que ellos le prestan apoyo en el cuidado de sus hijos.
La secretaria general de The Family Watch, María José Olesti, hizo hincapié en lo “imprescindible” de la figura de los abuelos para las familias. “Los abuelos han sido, en estos años difíciles de crisis, las personas que han servido fundamentalmente de apoyo en muchas familias, no solo desde el punto de vista económico, sino anímico”, relató.
“Se ha visto claramente que muchas familias han salido adelante por esa cuota o pensión que los abuelos han puesto a disposición de las familias y que también en muchos hogares se ha producido esa desemancipación de muchos hijos, que con sus familias propias han regresado a veces a los hogares de sus padres, en los que se les ha acogido”, argumentó Olesti, al tiempo que añadió que ello “ha hecho que se amortiguara un poco el peso y el golpe de la crisis en muchos hogares”. Por otro lado, el estudio revela la elevada preocupación por la falta de dedicación de recursos en España a atender las necesidades de los mayores, ya que alcanza el 78 por ciento entre los españoles de 30 a 64 años, siendo los mayores de 65 años (64,1%) quienes menos piensan que los recursos que existen actualmente son insuficientes.
Para la secretaria general de The Family Watch, aunque el 26 de julio se ha configurado en el almanaque como el ‘Día de los Abuelos’, “realmente la figura de los abuelos debería de ser quizá más tenida en cuenta y poner en valor de una manera más visible a todos ellos en la sociedad”.
Así, Olesti destacó la “maravilla” de tarea que realizan en esa relación “intergeneracional” y señaló que “son muchos los padres y madres que pueden salir a trabajar y que pueden tener un equilibro entre familia y trabajo, gracias a esa labor maravillosa que realizan muchos abuelos”.
Para el presidente del Foro Español de la Familia, la sociedad española como conjunto “pasa un poco” de los abuelos, algo que no ocurre en el caso de las familias, que sí “rinden homenaje” a su figura.