Un 6% de los alumnos españoles de 15 años admite sufrir acoso de manera frecuente frente al 9% de la OCDE

El porcentaje de alumnos de 15 años que reconoce que sufre acoso escolar de manera frecuente en España se eleva al 6% frente al 8,9% de la media de los países de la OCDE, el dato figura en el informe

Un 6% de los alumnos españoles de 15 años admite sufrir acoso de manera frecuente frente al 9% de la OCDE

El porcentaje de alumnos de 15 años que reconoce que sufre acoso escolar de manera frecuente en España se eleva al 6% frente al 8,9% de la media de los países de la OCDE, el dato figura en el informe “El bienestar de los estudiantes: Resultados de PISA 2015”, presentado este miércoles 19 de abril a nivel mundial.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del último informe PISA, conocido por los resultados en Matemáticas, Lectura o Ciencias del alumnado de 72 países, pero que en esta edición incluye un nuevo análisis sobre su contexto personal y familiar tras contestar un cuestionario específico de 35 minutos, que, además, en el caso de España, completaron directores, profesores y padres.

El “bullying” en España es sobre todo psicológico y social más que físico, que representa el 3% frente al 4% de media de la OCDE. Es precisamente este acoso físico el utilizado de forma generalizada en todos los países para medir la incidencia de este problema en sus sistemas educativos, si bien el informe revela que un 14% de los alumnos españoles dice que ha sufrido algún tipo de hostigamiento alguna vez al mes (OCDE 19%).

Invisible pero importante
“No hay en España un acoso escolar tan grande y violento, pero si psicológico”, advirtió el director de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, que informó de que los centros, los profesores y los padres están más concienciados respecto a la agresión física y no social o psicológica, que es “más difícil de detectar”. “Hay formas de acoso más invisibles pero no por ellos menos importantes”.

Así, un 8% de los encuestados afirma que sus compañeros se burlan de ellos (OCDE 11%); a un 3% le amenazaron (4% OCDE); a un 4% le robaron o destrozado alguna pertenencia sus compañeros, el mismo dato que la media de la OCDE, o un 6% aseguró que sus compañeros difundieron rumores desagradables sobre ellos en algún momento (8% OCDE).

Así, en el capítulo dedicado al “bullying”, la OCDE en su informe de más de 500 páginas admite que se trata de un problema grave, que se vio acrecentado por el uso de las nuevas tecnologías.


Qatar lidera esta tabla (19,1%), seguido de Nueva Zelanda (18,3%), mientras que Corea y Holanda, con el 2,1% y el 3,3%, respectivamente, son los países que presentan los datos más bajos de alumnos que aseguran que sufren acoso de sus iguales.

Además de estos datos generales, el informe identifica la influencia del “bullying” en el rendimiento del alumnado y señala que en España, los centros en que el 10% de su alumnado sufre este tipo de hostigamiento obtienen un resultado 21 puntos inferior en Ciencias. El informe PISA señala también que en España el “bullying” no está tan directamente relacionado con el tipo de centro, como ocurre en la media.