Trump defiende una España “unida” y tacha de “tontería” que Cataluña no siga dentro de este “bello país”

Mariano Rajoy saluda a Donald Trump durante la reunión que mantuvieron en el Despacho Oval de la Casa Blanca | efe

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró, ante el referéndum que los independentistas quieren celebrar el 1 de octubre, que España “es un gran país” y que “tendría que seguir unido”. De hecho, subrayó que sería una “tontería” que Cataluña no siguiera dentro de este “bello” e “histórico” país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró, ante el referéndum que los independentistas quieren celebrar el 1 de octubre, que España “es un gran país” y que “tendría que seguir unido”. De hecho, subrayó que sería una “tontería” que Cataluña no siguiera dentro de este “bello” e “histórico” país.


“España es un gran país y tendría que seguir unido”, afirmó Trump, en una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tras un almuerzo de trabajo en el que repasaron las relaciones bilaterales.


Al ser preguntado si respalda la actuación del Ejecutivo español ante el desafío secesionista abierto en Cataluña, Trump aseguró que Estados Unidos tiene relaciones con España, un “gran país” que tiene que “seguir unido” como lleva “ocurriendo siglos”. Además, añadió que el presidente español le había trasladado que “no van a votar” el domingo en Cataluña y añadió que “la gente”, en alusión a los catalanes, “se opone a eso”.


El presidente de Estados Unidos opina que, “sin duda”, los catalanes “aman su país, aman España” y no cree que se vayan a ir. Y de nuevo afirmó que él lo que quiere es “una España unida”. “Y hablo como presidente de Estados Unidos, alguien que tiene un gran respeto por su presidente y su país”, apostilló. A su entender, el pueblo de Cataluña “tendría que quedarse en España”. “Creo que sería una tontería no hacerlo así, que sigan dentro de ese bello país, un país histórico”, exclamó el mandatario americano.


Por su parte, Rajoy recalcó que en este momento “todo el mundo sabe que no se puede celebrar” el referéndum en Cataluña y llamó al Gobierno catalán a volver “al sentido común y terminar con esta historia” que, según dijo, “lo único que hace es generar tensión” y “no aporta nada bueno” al conjunto de los ciudadanos.


Ambos mandatarios apostaron por trabajar juntos contra el terrorismo y para defender la libertad, la democracia y conseguir crecimiento económico.


Además, Donald Trump instó a la Unión Europea a sancionar al régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro, mientras que el jefe del Gobierno español apoyó esa idea y denunció también la “deriva totalitaria” del Gobierno venezolano.

Corea del Norte
En cuanto a Corea del Norte, el presidente de Estados Unidos afirmó que su país está “totalmente preparado” para recurrir a la “opción militar”, y aseguró que, aunque esta no es su “opción preferida”, si recurriese a ella sería “devastador” para Pyongyang.


Por su parte, Mariano Rajoy dejó claro que “nadie tiene interés en que haya una guerra en ningún lugar del mundo”, pero añadió que las acciones contra Corea del Norte, con sus pruebas balísticas y nucleares, requieren ser “contundentes”.


Por otro lado, con motivo de su visita a la Casa Blanca, Rajoy regaló un jamón a Trump.


También hace tres años y medio, cuando Rajoy fue recibido por el anterior presidente estadounidense, Barack Obama, le obsequió con ese típico producto español.


Tras una primera reunión en el Despacho Oval, Rajoy y Trump mantuvieron un almuerzo de trabajo en la residencia del presidente de Estados Unidos.


Ambos mandatarios compartieron un menú compuesto de un primer plato consistente en gambas a la plancha con alioli de naranjas de Sevilla, y un segundo de pollo con glaseado de membrillo y jerez romanesco, coles de Bruselas y patatas.